.



 

Discursos dados por Sai Baba

{SB 35} (23 discursos 2002)

20. 20/11/02 El caracter, el fin de la verdadera educación

El caracter, el fin de la verdadera educación

El caracter, el fin de la verdadera educación

20 de Noviembre de 2002

Prashanti Nilayam

"No hay traza de paz en ninguna parte;

La verdad se ha vuelto igualmente escasa;

Se almacenan terroríficas armas por doquier;

Multitud de personas se encogen de pavor;

El egoísmo es la causa de este malvado furor;

Esa es la verdad de la palabra de Sai."

(Poema en telugú)

¡Encarnaciones del Amor! La educación está aumentando día a día, pero no se ve como resultado una transformación acorde en el comportamiento humano. ¿Cuál es la clase de educación que necesitamos? Actualmente, la excelencia académica en la educación ha aumentado, pero su efecto saludable en el comportamiento humano está disminuyendo.

La necesidad del momento es una combinación armónica de educación secular y educación espiritual

¡Amados Estudiantes! La educación que están siguiendo ustedes en la actualidad es únicamente educación secular (es decir, de valor neutro). La mera educación secular no es suficiente. Debe estar complementada con educación espiritual. Deben desarrollar el principio del amor. Deben seguir el camino de la verdad. La verdadera educación es la que está impregnada de verdad y de amor. Sin verdad, el amor es ineficaz y carente de valor. La educación secular es para ganarse un sustento, mientras que la educación espiritual es para alcanzar la meta de la vida. Por lo tanto, es deber de estudiantes y educadores armonizar la educación secular con la educación espiritual. Hoy en día, el mundo ha reconocido la importancia de una relación armoniosa entre la educación secular y la espiritual.

El mundo entero ha empezado a impartir educación espiritual junto con los programas de estudio (currículas) convencionales. La gente ha comprendido la verdad, que la espiritualidad no es un descubrimiento moderno, sino una sabiduría antigua. Sin embargo, la importancia de este principio ha estado confinada a sólo proponer y enseñar espiritualidad. En realidad, hay una declinación en la práctica de la espiritualidad en la vida diaria. Por lo tanto, la educación práctica tiene hoy mayor importancia. La educación sin práctica lleva al desasosiego. Los estudios modernos en las instituciones son llamados educación. Pero la educación espiritual que tiene su efecto sobre el corazón, es ‘Educare’. ‘Educare’ significa sacar hacia fuera la divinidad latente en el ser humano y establecerla como un ideal para el mundo entero. La educación moderna termina con el mero conocimiento libresco. Está confinada a lo que está contenido en los libros. Educare, sin embargo, no está relacionado con los libros. Está relacionado con el enseñar acerca de la fuente de todo conocimiento, que está latente en el corazón del ser humano. Por lo tanto, el comprender este tipo de educación es la necesidad primordial hoy en día. La gente prosigue una educación superior en el campo secular. Esto no es suficiente. Tienen también que proseguir una educación espiritual que le enseñe valores humanos como la verdad, la conducta correcta, el amor, etcétera, los cuales producen una transformación del corazón.

Una combinación armoniosa de educación secular y espiritual es perfectamente apropiada para el mundo de hoy. La una es un despertar interno y la otra es una enseñanza externa. Las enseñanzas seculares están relacionadas con el mundo físico. Son el aspecto negativo; mientras que las enseñanzas relacionadas con el despertar interno son positivas. Tomen por ejemplo, el amor. ¿Quién puede definir la forma del amor? La mejor manera para definir el amor es amar a los demás y ser amado por los demás y así experimentar la bienaventuranza del amor. Las enseñanzas relacionadas con el despertar interno son la urgente necesidad del momento. Educare es aquello que establece amor y parentesco entre los seres humanos. Actualmente, nadie sabe lo que está en la mente del otro individuo; ni hablar del individuo cuyo pensamiento, palabra y acción no están en armonía. Él piensa una cosa, dice otra cosa y hace algo que es totalmente diferente. Ésta no es la característica de la verdadera educación. Lo que piensen, lo dicen; lo que pronuncien, lo llevan a la acción. Puesto que no hay unidad entre pensamiento, palabra y acción, el hombre de hoy no se está elevando al nivel de un mahatma (alma noble). Se está volviendo un duratma (persona malvada). Se dice:

Manasyekam Vachasyekam Karmanyekam Mahatmanam

Manasyanyath Vachasyanyath Karmanyanyath Duratmanam

(Aquellos cuyos pensamientos, palabras y acciones están en completa armonía

son los nobles; aquellos en los que están en desarmonía son los malvados.)

Las aldeas fomentan el amor y el parentesco

Es la así llamada ‘elite educada’ quienes son los mayores criminales, no las masas iletradas. Son ellos los están causando un gran daño al país. Los analfabetos aldeanos están llevando vidas respetables y dando el ejemplo a los demás. Por ejemplo, aquellos que están educados y son considerados grandes intelectuales llevan vidas lujosas en las ciudades. Por el otro lado, aquellos considerados rústicos e iletrados simplones están viviendo en las aldeas. Llevan una vida muy sencilla, feliz y contenta. En la actualidad encontrarán que varias escuelas, colegios y universidades están establecidos en las ciudades. También encontrarán constante desasosiego y agitación en los predios de estas instituciones educativas. Por otro lado, casi no existen estas agitaciones en las aldeas, donde tales instituciones de educación superior no existen. ¿Cuál podría ser la razón para esta situación? ¡Más de esta así llamada educación moderna!

Vayan a las aldeas y observen. En cuanto entran a una aldea, los sencillos aldeanos preguntan "¡Oh hermano! ¿De dónde vienes? ¿Cuál es tu país, etcétera?” Les hablan con respeto y reverencia y preguntan por su bienestar. Pero, en los pueblos y ciudades, ni siquiera un padre y un hijo preguntan por el bienestar de uno y del otro. Van transitando su rutina diaria de una manera totalmente mecánica, sin preocuparse el uno por el otro. La razón de esta situación es la educación moderna. Se dice, "El fin de la educación es el carácter". Puesto que en estos días las personas han perdido su carácter, el respeto y la reverencia también han declinado. Los padres mismos contribuyen a esta situación. Los padres en las aldeas envían a sus hijos a las ciudades para su educación. Esperan que sus hijos prosigan una educación superior y obtengan títulos académicos. Sus intenciones son, sin duda, buenas. Pero, los hijos van por malos caminos, cuando están en las ciudades. En sus aldeas, solían respetar a los mayores y obedecían a sus padres. Una vez que entran a las ciudades buscando una educación superior, pierden todas las buenas cualidades de respeto, reverencia, carácter y humildad adquiridas en casa. Los estudiantes han olvidado ahora el valor de una vida de santidad. No vacilan en fumar hasta delante de sus padres. Los malos hábitos van aumentando. Pero, la situación es algo diferente en las aldeas. Los niños en las aldeas se comportan con discreción en la presencia de sus mayores y padres. El sano control paterno sigue sobreviviendo en las aldeas. No existe tal control, sin embargo, en las ciudades y pueblos. Los jóvenes fuman y ofrecen cigarrillos a sus amigos, van al cine y ceden a tantísimos malos hábitos. No hay nadie que los controle y los aleje de estos malos hábitos. ¿Cuál es la razón de este comportamiento? La educación moderna. No tienen respeto por los mayores, por sus padres y por la sociedad. Cuando alguien les señala sus errores, empiezan a discutir diciendo, ¿"Por qué debería temer? Es mi voluntad, yo fumo mi cigarrillo".

La educación sin buen comportamiento es inútil

He aquí un pequeño ejemplo. Una vez, un indio y un extranjero viajaban juntos en un compartimiento en el tren. El indio era fumador empedernido. No sólo esto, él le soplaba el humo a la cara del extranjero. El extranjero lo toleró por un tiempo y cuando ya no lo soportaba más, le dijo al indio, "¡Amado hijo mío! Yo no me estoy sintiendo bien. No puedo soportar el humo del cigarrillo. Si quieres fumar, por favor ve al sanitario." El indio, quien había sido criado con la educación moderna, respondió, "Si no puedes tolerar que fume un cigarrillo, tú puedes ir al sanitario. Yo he comprado el cigarrillo y lo fumaré libremente. Tengo la libertad de fumar y soplar el humo como me plazca." Así, empezó él a reñir con el extranjero. El extranjero estaba indefenso. Después de un tiempo, fue al sanitario y regreso. Mientras tanto, el estudiante indio había tirado los zapatos del extranjero fuera del compartimiento. El extranjero vio esto pero pensó que no era sabio discutir con ese arrogante muchacho, y subió al camarote superior y se estiró. Ahora fue el turno del muchacho indio. Él fue al al sanitario. Antes de que regresara, el extranjero tiró el abrigo del muchacho indio, para enseñarle una lección. El muchacho regresó del sanitario y preguntó donde estaba su abrigo. El extranjero respondió que se había ido en busca de sus zapatos, que habían sido tirados fuera del compartimiento por el muchacho. Entonces, el muchacho comprendió su error. Como se pueden dar cuenta, para todo, habrá una reacción, resonancia y reflejo en esta Edad de Kali. Si hablan suave y dulcemente a los demás, recibirán lo mismo de vuelta. Si son descorteses con otros, los demás serán también descorteses con ustedes. Cada individuo, sin importar su edad y su país, deben, por lo tanto, hablar suave y dulcemente. Ya sea educado o iletrado, uno debe hablar suave y dulcemente. Debe tener humildad.

¿Qué es la educación?

"Escuchen ustedes la palabra verdadera de Sai

La cultura, la conducta, la verdad, la fe, la devoción y la disciplina

Éstas son educación verdadera,

Todo lo demás es desperdicio."

(Poema Telugu)

El hombre no se considera obligado con su deber. El cumplimiento del deber de uno es disciplina. ¿De qué sirve una educación sin disciplina? La educación sin conocimiento es inútil y el conocimiento sin educación es una necedad. Por lo tanto, de nada sirve buscar una educación tan necia e inútil. Uno también debe cultivar el buen comportamiento con la educación superior. Sin embargo, lo que encontramos hoy en día son altos académicos y un comportamiento degenerado. Por lo tanto, deben adquirir una educación superior, pero llevar una vida sencilla. Eso es verdadera educación. Una vez, Mahatma Gandhi estaba derramando lágrimas mientras sostenía un libro. Él había leído ese libro y consideró que era basura. Mientras tanto, un inglés fue allí y le preguntó a Gandhiji por qué estaba llorando. Gandhi respondió que el libro que estaba sosteniendo no promovía la construcción del carácter, lo cual él consideraba que era el corazón de la educación. Hay una vasta diferencia entre la educación moderna y la antigua sabiduría. El tiempo en el cual están obteniendo su educación puede ser moderno, pero su comportamiento debería siempre estar en concordancia con la antigua sabiduría. Sólo entonces su educación merecerá respeto.

Deben respetar a sus padres. Si un caballero mayor visita su casa, denle la bienvenida con reverencia y respeto. Háblenle dulce y suavemente. Si ese señor les pregunta dónde se encuentra su padre, no lo aparten diciendo "Vaya y averigüe". Esa no es la respuesta que han de dar. Díganle educadamente, "¡Señor! Mi padre está en la sala de estar. Lo llamaré." Si hablan así dulce y suavemente, el visitante tendrá una buena opinión de ustedes. Él pensará que son dignos hijos de un padre respetable. Deben proteger el honor y el prestigio de su padre. ¿Cómo? Con su buen comportamiento y dulce y suaves palabras. De otra forma, los visitantes podrían formarse la opinión de que "El padre es una persona buena y respetable, pero este hijo de ese padre es una mala persona. Es rudo y arrogante. No es un hijo respetable". Por lo tanto, lo que hemos de aprender hoy es a cultivar la humildad, a pesar de la educación moderna y de vivir en una edad moderna.

¿Quién es un estudiante? Un estudiante es alguien que está adquiriendo una educación y que se conduce con humildad, obediencia y disciplina. Aquel, que no tenga obediencia y disciplina no es un estudiante, sino un estúpido. Debe haber una atmósfera calmada y serena en los predios educativos en los que varios estudiantes están estudiando. Hoy, los mayores vacilan en ir a lugares donde hay estudiantes; la razón es que los mayores temen que estos estudiantes puedan crear problemas. Esa no era la situación en los días de antaño. Los estudiantes de aquellos días solían conducirse con humildad. Tenían un sentido de discernimiento, adquirido a través de la educación. En la educación moderna, la honestidad, la integridad, el deber, la disciplina y la devoción están tristemente faltantes. ¿De qué sirve tal educación? En días antiguos, un estudiante solía ser iniciado en el estudio con una sagrada oración a Dios, "Om Namah Shivaya Om Namo Narayanaya". Los mayores en el vecindario eran invitados para la ceremonia y se obtenían sus bendiciones para el niño. En contraste, hoy, un niño es iniciado en la enseñanza con una canción de cuna como, "Ba Ba blacksheep" (N. del T.: en español Ba, Ba, oveja negra), con el resultado de que finalmente se convertirá en una oveja negra en la sociedad.

Vigilen sus palabras

¡Amados Estudiantes! Ustedes están prosiguiendo su educación en una atmósfera sagrada. Deben continuar desarrollando esta atmósfera más adelante en sus vidas. La ciencia moderna es, desde luego, grande. Pero, sus sentidos están en un nivel bajo. Junto con la ciencia, los sentidos deben también ser elevados a un nivel superior. Hoy en día, estamos llevando un alto nivel de vida, manteniendo nuestros sentidos a un nivel bajo. Esto no debería ser lo que se quiere decir con ‘Educare’. Educare es sacar de adentro la divinidad latente en el ser humano. Cualquier palabra que vayan a decir, deben observar si es el resultado de su educación o de Educare. Hoy en día, nadie está manteniendo esta vigilancia. A menudo Me refiero a las letras de la palabra WATCH (observar, vigilar en inglés). Esa palabra consta de cinco letras, a saber, W A T C H. Estas letras corresponden a watch (vigila...):

W – vigila tus Palabras (Words)

A – vigila tus Acciones (Actions)

T – vigila tus Pensamientos (Thoughts)

C – vigila tu Carácter (Character)

H – vigila tu Corazón (Heart)

Si vigilan así sus palabras, acciones, pensamientos, carácter, y corazón, eso es una verdadera vigilancia (watch); no aquel que se atan a la muñeca (watch = reloj). El reloj en la muñeca puede tener que ser reparado, pero la palabra ‘watch’, nunca se dañará. Siempre traerá pureza de pensamiento, palabra y acción. ¡Cuán grandes son estas palabras! La educación en días antiguos contribuía a hacer del hombre un ser humano noble e ideal.

Ahora, hablemos de la limpieza y de la pureza; estos dos son aspectos muy importantes de la educación. Los estudiantes deben tener buen cuidado con respecto a su higiene personal, lo cual incluye un baño regular, ropa pulcra y limpia, etcétera. "La limpieza es Divinidad". Por lo tanto, sean limpios y puros. Lleven una vida feliz y contenta. Siempre ayuden a los demás. Ayuden Siempre, Jamás Hieran. Ciertamente, pueden buscar una educación moderna. Pero, junto con ella, deben también aprender la sabiduría antigua. Debe haber una combinación armoniosa de éstas dos. Buscar el conocimiento científico es, desde luego, necesario. Pero, hoy en día, estamos comprendiendo la ciencia de una manera pervertida. La ciencia empieza en un punto particular y termina en un punto diferente. No es un círculo completo; mientras que la espiritualidad es un círculo completo, terminando en el punto de origen. Es por eso que se dice,

Poornamadah Poornamidam

Poornat Poornamudachyate

Poornasya Poornamadaya

Poornameva Avashishyate

"Aquello está pleno, esto está pleno. Si lo pleno es sacado de lo pleno, lo que queda sigue siendo lo pleno."

Elévense al nivel más allá de los sentidos

La ciencia empieza con una pregunta. "¿Qué es esto? ¿Qué es esto?" Por otra parte, la espiritualidad comienza su búsqueda con la pregunta "¿Qué es aquello? ¿Qué es aquello?" La pregunta "¿Qué es esto?" indica cercanía, cercanía a los sentidos. Esto es ciencia. En contraste, la pregunta "¿Qué es aquello?" indica distancia, es decir, distancia de los sentidos. Eso es espiritualidad.

He aquí un pequeño ejemplo. Todos han venido aquí de lugares lejanos como Zambia, África del Este, etcétera, para recibir el darshan de Sai Baba. Puesto que están viviendo en estos lugares tan lejanos, desarrollan un gran amor por Sai Baba y anhelan tener Su darshan. No tendrán esa misma ansia de ver a una persona en una aldea cercana. Es natural desarrollar interés en un objeto que está lejos. ¿Qué es ese ‘aquello’? 'Aquello’ significa, aquello que está más allá de los sentidos, a saber, la espiritualidad. "Debajo de los sentidos" es sucio. No deberíamos aspirar a ello. Debemos elevarnos al nivel que está más allá de los sentidos. Sólo entonces podemos llevar una vida sagrada. Hoy en día, los estudiantes están a un nivel debajo de los sentidos. Se están volviendo esclavos de los sentidos. Esto no es la educación apropiada. Deben volverse un "Amo de los Sentidos", no meramente un "Maestro en Ciencias" (título académico) (N. del T.: juego de palabras en inglés, Master of Senses y Master of Science). Deben hacer que los sentidos sean sus sirvientes. No deberían convertirse en sirvientes de los sentidos.

Todos ustedes saben acerca de la Reina Kaikeyi en el Ramayana. Ella era adepta en toda clase de armas y ciencias (astras y shastras). Ella era la hija del rey del reino Kekaya. Era la reina más joven y amada del Rey Dasaratha. La Reina Kaikeyi trajo con ella una sirvienta llamada Manthara para que la sirviera en el palacio. Pero, con el curso del tiempo, la reina le permitió a Manthara convertirse en su mentora y ella se volvió su sirvienta. Finalmente, cedió al consejo de Manthara e hizo que su vida fuera de lo más miserable. Perdió a su esposo, el Rey Dasaratha, quien murió incapaz de soportar el dolor de la separación de su amado hijo, Sri Rama. Ella también tuvo que enfrentar la ira de su propio hijo, Bharatha, a quien no le gustó la idea de Rama siendo enviado al bosque y él convirtiéndose en rey en el lugar de Rama. Todos en el reino la odiaban por enviar a Rama y a Sita al bosque. Es por ello que se dice que el sirviente debería continuar como sirviente y el amo debería permanecer como amo. Ustedes son el amo y sus sentidos son los sirvientes.

Sigan el principio de vivir de manera sencilla y pensar de manera elevada

"Dominen a la mente y sean mentes geniales" (N. del T.: juego de palabras en inglés: Master the mind and be a mastermind). Esa es la cualidad de un estudiante. Sólo entonces podrían ustedes adquirir la verdadera educación superior y compartirla con otros también. Podría enseñarles mucho tiempo acerca de la educación, pero el tiempo es una restricción. Lo que enseño a los estudiantes se centra alrededor del principio de "vivir de manera sencilla con pensar elevado". Yo mismo sigo este principio. No es la educación en términos de títulos académicos lo que es importante; la cultura es lo importante. Si desarrollamos cultura, podemos adquirir cualquier cantidad de pureza y santidad en nuestra vida. La meta de toda esta capacitación que se les está dando, es para hacerlos autosuficientes. Deben hacer todas sus tareas personales ustedes mismos. Por ejemplo, deben lavar los platos en los que han comido, lavar su ropa, etcétera, ustedes mismos. Este es el deber de un verdadero estudiante. Si cultivan tales buenos hábitos, ¿qué más se necesita? Esto es vivir de manera sencilla y pensar de manera elevada. Deben llevar una vida noble, basada en este principio.

Le estoy también recomendando a Jumsai que este principio de la autoayuda debe ser implementado en todas las escuelas dirigidas por el Instituto de Valores Humanos. Los estudiantes del instituto deben volverse autosuficientes. El lugar donde estudian, el lugar donde duermen, los estantes de libros, etcétera, deben ser siempre mantenidos limpios por los mismos estudiantes. No se deben contratar sirvientes para este fin. A menudo les cuento un chiste a los estudiantes - "Los vegetales que se compraron cuestan dos annas; pero se le pagan cuatro annas al cargador para llevarlos". ¿Pagarían ustedes al cargador un monto mayor que el costo de los vegetales? No deberían desperdiciar su dinero de esta manera. El mal uso del dinero es malo. El dinero que gastan en su vida de estudiantes es solventado por sus padres. Ellos lo ganan con sudor y sangre. Cada rupia de semejante total debe ser tratada como una gota de su sangre. Disminuyan sus gastos y prosigan una educación superior.

Hoy en día, muchos estudiantes desean ir a países extranjeros para su educación superior. ¡Cuánto dinero se requiere para este fin! ¿Qué hacen, luego de llegar al país extranjero, gastando tal enorme suma? No se están concentrando en sus estudios. Por otra parte, pasan su tiempo en tantísimas actividades, desperdiciando su valioso dinero. Si se quedan cortos de dinero como resultado de estos gastos dispendiosos, recurren a lavar tazas y platos en un restaurante, para complementar su ingreso. En lugar de limpiar tazas y platos en un país extranjero, ¿por qué no lo hacen en su propio país y en su propio hogar? Haciéndolo, les serán útiles a sus padres. Sus padres se sentirán felices. ¡Amados estudiantes! Hagan felices a sus padres. Hagan felices a sus maestros. Sírvanles. Sólo entonces, serán capaces de recibir una buena educación de los maestros.

¡Encarnaciones del Amor! Comprendan la verdad de que la verdadera educación es la que les enseña humildad. Sólo si cultivan esta cualidad de la humildad, pueden ustedes convertirse en estudiantes ideales y servir bien a su país. Deben mantenerse alejados de los lugares de violencia, pues, si van allí, recibirán también lesiones en sus cuerpos. Si pueden, traten de controlar tales incidentes violentos; si no pueden, manténganse lejos de ellos. Traten de establecer una atmósfera apacible en todas partes.

¡Amados Estudiantes! Ustedes están llenos de nobles cualidades. Son fuertes en cuerpo y mente. Junto con eso, traten también de desarrollar un buen carácter. De nada sirve desarrollar un círculo de amigos, riqueza y fuerza, sin desarrollar un buen carácter. Conviértanse en estudiantes ideales y propaguen los principios de la Educación Sathya Sai en el mundo y ganen el respeto del mundo.