.



 

Discursos dados por Sai Baba

{SB 33} (16 de 23 discursos 2000)

15. 25/09/00 La educación debe fomentar los valores

EDUCACIÓN - ¿QUÉ ES VERDADERA EDUCACIÓN?

( Impreso en castellano en Bookstall de Prasanthi Nilayam cap. 1028 )

EDUCACIÓN - ¿QUÉ ES VERDADERA EDUCACIÓN?

25 de Setiembre de 2000

Sai Kulwant Hall – Prasanthi Nilayam

***************************************************

La educación moderna promueve sólo la inteligencia, no las virtudes.

¿De qué sirve la educación si no inculca virtudes en el hombre?

¡Encarnaciones de Amor!

Desde la antigüedad, los bharatiyas han estado utilizando la palabra Prapancha al referirse a este mundo consistente de objetos móviles e inmóviles. Prapancha (el mundo) significa la manifestación de cinco elementos, a saber, la tierra, el agua, el fuego, el aire y el éter. Desde tiempo inmemorial, los bharatiyas han estado adorando a estos cinco elementos como las manifestaciones de la Divinidad. Llamaron a la tierra Bhudevi (madre Tierra), al viento Vayudeva (dios del viento), al agua Gangadevi (diosa Ganga), al fuego Agnideva (dios del fuego), y al éter Sabdabrahmam (sonido primordial). Sin embargo, ninguno de los estudiantes está haciendo algún esfuerzo por comprender la naturaleza divina de estos cinco elementos, y los maestros tampoco los están haciendo tomar conciencia de esta verdad. Sin embargo, los estudiantes están interesados en adquirir mero conocimiento libresco y no en comprender la santidad de estos elementos. La verdadera educación es aquella que confiere virtudes, un buen intelecto, devoción, deber y disciplina. Hoy los maestros sólo están impartiendo conocimiento libresco a los estudiantes y no el aspecto espiritual de la educación. En la actualidad, los cinco elementos están contaminados y, en consecuencia, las personas están atrapadas en la inseguridad. Lo que necesitan los estudiantes en este momento no es la mera adquisición de títulos. Ellos deben hacer un uso correcto de los cinco elementos. Ésta es la verdadera educación orientada hacia los valores que necesita el mundo actual. El valor es para la educación. La educación es para la vida, la vida es para el amor, el amor es para el hombre, el hombre es para la espiritualidad, la espiritualidad es para el mundo y el mundo es para la paz. Por lo tanto, uno debería viajar desde el valor hasta la paz. Hoy los estudiantes están adquiriendo educación con el egoísmo y el interés personal en mente. Desean con vehemencia ganar dinero.

El dinero viene y va pero la moralidad viene y crece. Los estudiantes deberían esforzarse mucho por cultivar la moralidad. Deberían pulir su conocimiento para obtener experiencia, y no matar el conocimiento. (N.de la t.: Bhagavan hace un juego de palabras entre ‘skill’ (destreza, habilidad, experiencia), y ‘kill’ (matar). Sólo entonces habrá equilibrio en sus vidas. Pero los estudiantes modernos están matando su conocimiento, es decir, le están dando un mal uso. En consecuencia, su poder mental se pierde y su realidad interior es subyugada. Hoy los muchachos y las muchachas adquieren educación teniendo por objetivo el mundo exterior. No comprenden que todo lo que se ve en el mundo exterior es transitorio. Uno podrá desarrollar la visión interna y mantener el equilibrio en la vida sólo cuando pula las propias habilidades con el conocimiento. Hoy la condición humana ha declinado porque el hombre carece de equilibrio en la vida. Si se han de cultivar los valores humanos, uno deberá aguzar el propio conocimiento para obtener experiencia y mantener el equilibrio apropiado en la vida. En la actualidad el equilibrio ecológico se ha perdido debido a que el hombre, a causa de un egoísmo absoluto, le está robando a la madre Tierra sus recursos tales como el petróleo, la gasolina, el hierro, etc. Como resultado, se producen terremotos, inundaciones y otras calamidades naturales similares que son devastadoras para la gente. La vida humana será plena sólo cuando se mantenga el equilibrio ecológico. El equilibrio en la vida humana y en la naturaleza son igualmente importantes. En la actualidad hasta la vida marina está disminuyendo debido a los así llamados adelantos de la ciencia. Éstos son bienvenidos, pero no deben conducir al desequilibrio ecológico. La ciencia debe beneficiar a las personas y al mundo entero. Pero en la actualidad todos están interesados en ganancias egoístas. A nadie parece importarle la sociedad.

El alimento que consumimos, el agua que bebemos, el aire que respiramos están todos contaminados. El deber principal de los estudiantes es limpiar al mundo de la polución. La limpieza es Divinidad. Mantengan vuestro cuerpo, vuestra mente y los alrededores limpios. Que todas vuestras acciones sean sagradas. Hablen suave y dulcemente con todos. La cultura de Bharat enseña Sathyam Vada, Dharmam Chara. Amen a todos porque Dios está presente en todos. Los Vedas enseñan, Easwara Sarva Bhutaanaam (Dios habita en todos los seres). Dios tiene otro nombre, Viswa, que significa que el universo entero es Su forma.

La educación moderna no puede llamarse educación en el verdadero sentido de la palabra. ¿De qué sirve la inteligencia si uno carece del poder de discernimiento, y de qué sirve el conocimiento si no se lo pule hasta obtener la experiencia? La verdadera educación es aquella que desarrolla el amor y confiere bienestar al prójimo. El sistema de educación moderno ha experimentado muchos cambios pero ninguno de esos cambios ha producido resultados tangibles. En primer lugar, la mente del hombre ha de ser transformada. Entonces el mundo entero se transformará porque la mente conforma la base del mundo entero (Mano Moolam Idam Jagat).

Hoy los estudiantes no saben cómo convertir su conocimiento en habilidades. ¿Dónde reside el error? ¿Reside en los padres, en los maestros o en los líderes? Es el error de todos. Todos los estudiantes son puros y de corazones compasivos. Es la responsabilidad de los padres enseñarles la importancia de los valores humanos como la verdad, la rectitud y el amor. Sin embargo, los padres no están haciendo ningún esfuerzo por enseñar a sus hijos a hablar la verdad. De hecho, algunos padres descaminan a sus hijos con respecto a esto. Por ejemplo, si el padre no quiere recibir una llamada telefónica en particular, le dice al hijo que pronuncie una mentira, diciendo que su padre no está. De este modo, se enseña a los hijos a decir mentiras. Como resultado, ellos llevan una vida de falsedad cuando crecen. Uno no debe pronunciar mentiras bajo ninguna circunstancia. Ayuden siempre, no hieran nunca. Quienes adhieran a esta máxima ciertamente progresarán en la vida.

En la actualidad uno no encuentra unidad entre los estudiantes pues ellos no sienten amor unos por otros. Deben considerar al amor como vuestra misma vida. A menudo les digo a Mis estudiantes: Cuando la corriente eléctrica de la verdad fluye a través del cable del Dharma y entra en el foco de la paz, ustedes obtienen la luz del amor. Para cultivar amor, deben adherirse a los valores de Sathya y Dharma. Sathyam Bruyath, Priyam Bruyath, Na Bruyath Sathyamapriyam (hablen la verdad, hablen de un modo agradable y no pronuncien una verdad desagradable). El primero es un valor moral, el segundo es un valor social y el tercero es un valor espiritual.

Hoy los ricos y los educados no se interesan por la espiritualidad. Consideran que el dinero es toda la finalidad de la existencia. El dinero no les confiere paz y bienaventuranza. La devoción es lo más esencial. Hoy el país está enfrentando penurias debido a que la gente carece de devoción. No piensan en Dios, quien se manifiesta en la forma de los cinco elementos. ¿Quién es un ser humano? ¿Él es meramente el cuerpo? No. Solo quien posee pureza, amor y devoción es un verdadero ser humano. Hoy la gente va frenéticamente en pos del dinero. Sin duda el dinero es esencial, pero debe estar dentro de ciertos límites. Cuando sientan amor por Dios, el dinero los seguirá espontáneamente. Hoy algunos hasta están dispuestos a sacrificar sus vidas por dinero, pero no gastan ni un minuto en la contemplación de Dios. No emprenden ni una sola actividad sagrada. El Tiempo es Dios. El tiempo perdido es vida perdida. Cada uno tiene que preguntarse si está haciendo un uso adecuado del tiempo. Hoy las personas gastan un montón de tiempo en chismorreo vano, en televisión, etc.

Uno puede ser rico, pero toda su riqueza es inútil si carece de carácter. ¿Pueden llevarse incluso un puñado de arena, después de la muerte? No. Vuestro saldo bancario no los seguirá. Sólo permanecerá en el banco. Por lo tanto, lo más esencial es el carácter, no el dinero. La verdadera educación es aquella que quita la polución de la mente y desarrolla el carácter. No es suficiente si los estudiantes obtienen buenas notas, además deben guardarse de no recibir malas observaciones. Sólo entonces sus notas tendrán valor.

¡Encarnaciones de Amor!

Todos deben cultivar cualidades divinas, ya sean estudiantes o mayores. No dependan de otros, dependan de Dios. De hecho, ustedes no son humanos, son Dios. Easwara Sarva Bhutanaam (Dios está presente en todos los seres). Seguirán siendo seres humanos mientras piensen que lo son. Tengan la firme convicción de que ustedes son Dios y compartan vuestro amor con todos. Ésta es la esencia de la verdadera educación.

“¿Pueden llamar educados a todos aquellos que saben leer y escribir?

¿Puede uno decirse educado sólo por haber adquirido grados académicos?

¿Puede llamarse educación a algo que no confiere virtudes?

Si la educación es sólo para ganarse la vida, ¿acaso no llevan adelante sus vidas las aves y las bestias?”

El objetivo de la educación es conferir pureza. La educación mundana es transitoria. Sólo el conocimiento del Ser es eterno. Se lo puede adquirir sólo mediante la devoción y el amor por Dios. El hombre nace para establecer un ideal para el resto del mundo, no para amasar riquezas. ¿Dónde están todos esos reyes de antaño que amasaron riquezas y conquistaron reinos? Mientras estaban con vida, disfrutaron de comodidades físicas y finalmente murieron dejando todo atrás. ¿De qué sirve semejante vida? Uno debe lograr la bienaventuranza inmortal.

“Una persona tonta se jacta de una educación e inteligencia elevadas, y sin embargo, no se conoce a sí misma. ¿De qué sirve toda la educación que ha adquirido un hombre, si éste no puede abandonar sus malas cualidades? Toda la educación mundana sólo lo conducirá a la argumentación vana, no a la sabiduría total. No puede conducirlo a la inmortalidad. Por lo tanto, el hombre debería adquirir el conocimiento que lo haga inmortal.”

(Poema telugu)

Eso es verdadera educación. Los protegerá dondequiera que se hallen. Cuando tengan semejante educación todos se volverán vuestros amigos, aunque no posean dinero y se encuentren en una tierra extranjera. Jamás abandonen los valores humanos bajo ninguna circunstancia. Sólo entonces establecerán un ideal para el mundo. Los valores humanos no pueden adquirirse de libros de texto ni pueden conferirlos los maestros. Están en ustedes desde vuestro mismo nacimiento. Tienen que cultivarlos mediante el esfuerzo propio. Toda la creación ha emergido de la Verdad, es sostenida por la Verdad, y finalmente se funde en la Verdad. Para llevar una vida pacífica, uno deberá adherirse a la verdad y a la rectitud siempre. Al principio, quizás tengan que enfrentar problemas, pero deben vencerlos y seguir avanzando por la senda de la Verdad. La pureza, la paciencia y la perseverancia son muy esenciales para el hombre. Pero el hombre se está convirtiendo en un paciente por carecer de paciencia. Cada uno ha de preguntarse si posee estas virtudes. No es suficiente que proclamen que son puros; dejen que otros lo digan.

¡Encarnaciones de Amor!

No den lugar a los deseos excesivos. Se dice: “Menos equipaje hace al viaje más confortable y placentero”. Vuestros deseos son el equipaje en el viaje de vuestras vidas. Tendrán paz mental sólo cuando reduzcan vuestros deseos. Yo soy el mejor ideal con respecto a esto. No tengo ningún deseo, no quiero nada. Como saben, tenemos un hospital muy grande en Puttaparthi y hay muchas instituciones educativas. Están funcionando perfectamente debido a que se iniciaron con amor e intenciones nobles. Mi único deseo es que todas las personas vivan como seres humanos ideales. Al finalizar los bhajans, ustedes cantan la plegaria Loka Samastha Sukhino Bhavantu (que el mundo entero sea feliz). No es suficiente si algunos son felices y otros no lo son. Todos deberían ser felices. Eso es posible sólo cuando se practican los valores humanos. Hay muchos que dan discursos sobre valores humanos. Sólo aquel que los pone en práctica es un verdadero ser humano. Los mayores deberían sembrar las semillas de los valores humanos en los corazones tiernos de los niños. Éstas se convertirán en gigantescos árboles y resguardarán a muchos en el futuro. Se dice: “Comiencen temprano, conduzcan despacio, lleguen sanos y salvos”. Debería enseñarse valores humanos a los niños desde el nivel de la escuela primaria porque ellos son los futuros líderes de la nación. Los padres y los maestros deben hacer grandes esfuerzos para inculcarles ideales a los niños.

Se dice: “Dime cuáles son tus compañías y te diré cómo eres”. Así como sean vuestras compañías, en eso se convertirán. Por lo tanto, aléjense corriendo de las malas compañías; júntense con buenas compañías. Emprendan buenas actividades día tras día. Hasta los malos se transformarán al ver vuestra buena conducta.

El amor es lo más esencial para la humanidad. Cualquiera sea vuestro país, pertenezcan al clima que pertenezcan, no importa lo ricos o indigentes que sean, deben adherirse a la verdad y la rectitud. Al poseer una lengua, deben pronunciar sólo la verdad. Con estas manos que Dios les dio realicen actos de caridad. Con oídos capaces de oír, oigan sólo palabras puras. Ésta es la pureza de los órganos del hombre. Del mismo modo deben mantener la pureza de los cinco elementos. Es únicamente para este propósito que Jumsai ha trabajado tanto. Este asunto de los valores humanos no lo puede establecer una sola persona. Todos tienen que juntarse. ¿Acaso un solo hilo constituye una tela? Cuando se entretejen varios hilos se produce una tela. Todas las causas que valen la pena pueden lograrse sólo mediante la cooperación de varias personas. Este pañuelo es tan fuerte sólo debido a la unión de todos los hilos. Si toman los hilos uno por uno se romperán con facilidad. Por lo tanto, para que nuestro movimiento progrese la unidad es esencial. La vacilación de algunos debe ser compensada por otros y todos deben avanzar juntos. La unidad, la bondad y la acción buena deben ser practicadas. Si esto se practica bien, crecerán con rapidez y aumentarán en número.

No es suficiente si inician una institución. Los estudiantes deben ser educados del modo correcto. Hablen con suavidad. Jamás muestren ira hacia los niños. No siempre pueden agradar, pero siempre pueden hablar en forma agradable. Háblenles a los niños con suavidad y dulzura. El trato entre los maestros también debe ser agradable. Entonces se alentará a los niños mediante el ejemplo. Jumsai tiene grandes esperanzas con respecto al crecimiento de este movimiento. En los próximos tres o cuatro años surgirán un montón de circunstancias e ideas. Deben enseñar cada pequeña cosa a los niños lo mejor que puedan. Entonces los niños aprenderán y reaccionarán con entusiasmo. Se puede aprender matemática, física o química de libros o mediante experimentos en los laboratorios. Pero estos valores humanos no se pueden aprender de ese modo. No son algo que se pueda obtener de los libros. No los puede enseñar un maestro a través de la mera instrucción oral. Es como el entrenamiento en ejercicio físico. El atletismo sólo se puede enseñar mediante el ejemplo. El instructor muestra las acciones y hace que los alumnos sigan los pasos. Los niños imitan a los adultos. Por lo tanto, ustedes deben enseñar a los niños estos valores de Sathya, Dharma, Shanti y Prema practicándolos y no mediante el mero precepto. Entonces los niños progresarán correctamente. El país entero crecerá. No sólo este país, todos los países del mundo se transformarán. Hay algunos que enseñan estas cosas en la actualidad, menos son quienes las demuestran, y aun menos los que las practican. Es por esto que el mundo se halla en la actualidad en este triste estado.

Muchos de ustedes quizás sean ricos. Muchos son personas instruidas. No se los considerará grandes meramente debido a vuestras posesiones. Lo que cuenta para Bhagavan es hasta qué punto están gastando vuestras riquezas de un buen modo, hasta qué punto están utilizando vuestros conocimientos para un buen propósito, hasta qué punto están usando vuestro intelecto para el bien de la comunidad. Swami busca calidad y no cantidad. Una cucharadita de leche de vaca es útil, mientras que un barril entero de leche de burra es inservible. Lo que no han puesto en práctica no tiene ninguna utilidad. Practiquen y demuestren. Entonces se volverán verdaderamente ricos. Entonces serán personas verdaderamente instruidas. La riqueza, la erudición, la inteligencia: todas estas cosas son útiles sólo cuando se las usa de modo correcto. El dinero puede ir y venir. Es como meras nubes pasajeras. El amor llega –jamás se va- sólo crece. Deben tomar profunda conciencia de esto, con toda sinceridad y seriedad. Entonces se volverán verdaderamente humanos. También atraerán a todos aquellos que los rodean. Si carecen de amor, nadie se acercará a ustedes. Un pequeño ejemplo. Bhagavan es la encarnación del Amor. Es por eso que hay una congregación tan grande aquí. No se han enviado invitaciones, este Amor los ha atraído a todos aquí. Por eso, expandan vuestro amor. Con amor pueden lograr cualquier cosa. Aún quedan otros tres o cuatro días. Anoten cualquier pregunta o duda. Analícenlas y obtengan las respuestas. De este modo podrán mejorarse a sí mismos. Tienen que hacer que esta conferencia sea un ideal para otras reuniones semejantes. Muchos asisten a muchos seminarios y conferencias. Casi ninguno comprende los resultados de los mismos. Ésta no es esa clase de conferencia. Lo que se lleve a cabo debe ser atrayente para vuestros sentimientos e intelecto. Esa es una conferencia apropiada. Todos deben estar unidos. Desarrollen amor y compartan amor. Hablen la verdad. Practiquen la conducta recta. Lleven una vida sagrada. Eso es vivir verdaderamente. Vuestra vida entonces tendrá sentido.

Muchos de ustedes han venido de lugares distantes, gastando un montón de dinero. A cambio de este esfuerzo y este gasto, llévense de vuelta una pizca de santidad. Hasta la compra de un pañuelo requiere del intercambio de dinero, algunas rupias. A cambio del gasto en el que incurrieron, compartan el amor sagrado de aquí. Absorban completamente los cuatro valores humanos. Verdad no significa meramente repetir fielmente lo que han visto. La Verdad es eterna, no cambia a través de los tres modos de tiempo (pasado, presente y futuro). Deben buscar semejante verdad y practicar la rectitud. ¿Qué es este Dharma? Dharayati Iti Dharmah. Aquello que sostiene (la vida) es Dharma. El fuego es aquello que quema. Si no quema, es mero carbón. Sólo cuando el Dharma está bien establecido en una persona, su condición humana se manifiesta. El principio del amor debe brillar ante todo en ustedes. Luego deben practicar la verdad.

En los próximos días, si tienen alguna duda, pregunten sin vacilar. Bhagavan está dispuesto a aclarar todas vuestras dudas. Hagan un uso completo de la proximidad de Bhagavan. Pregunten y queden satisfechos. Ustedes son Míos y Yo soy de ustedes. Ustedes y Yo somos uno. No somos diferentes. Muchos dicen ‘gracias’, ‘gracias’. Es un hábito sin sentido. Las gracias son sólo para los extraños que son diferentes de ustedes. Bhagavan no es una tercera persona. Es la segunda persona. Ustedes no deberían estar agradeciendo a la segunda persona. Si vuestra madre les sirve una buena comida, ¿le dicen gracias? No, no, es su deber. Amarlos a todos es el deber de Bhagavan, jamás le digan gracias a Bhagavan. Es vuestro derecho pedir. Es vuestro derecho y la responsabilidad de Bhagavan. Cuando el derecho y la responsabilidad se juntan, el resultado es la bienaventuranza.


Traduccion Mercedes Wesley