Libros escritos por Sai Baba

{SB 81} Sandeha Nivarini ( Dudas Resueltas )

10. Avanzamos cuando realizamos ejercicios espirituales

( Impreso en castellano en Dudas Resueltas(Sandeha Nivarini) cap. 10 )

X. AVANZAMOS CUANDO

REALIZAMOS EJERCICIOS

ESPIRITUALES

Swami: ¡Bueno! ¡Te ves lleno de alegría hoy!

Devoto: Tú mismo has dicho que el hombre es la encarnación de la alegría, ¿no es así?

Swami: Entonces, siempre debes estar de este modo, ¿logras permanecer así?

Devoto: Estoy tratando hasta que sea posible.

Swami: ¿Por qué dices "tratando"? ¿No desaparece el dolor en el instante en que se conoce la Realidad?

Devoto: Pero, ¿qué es la Realidad, Swami?

Swami: ¡Todo lo que "es", es irreal! Los esfuerzos que intentas, las palabras que pronuncias, todo es irreal. Cuando aprendas esto, la Realidad se hará evidente. Remueve todas las ideas irreales, opiniones, actos y la Verdad que está oculta puede ser vista. Teniendo en cuenta todo esto, si me preguntas qué es la Realidad, ¿cómo puede ser vista?

Devoto: ¿Cómo es posible considerar todo lo hecho, hablado, visto, sentido y escuchado como irreal?

Swami: Primero, comprende quién está experimentando todo esto. Tú te refieres al cuerpo como al "yo" ¿no es así? Eso es irreal. Cuando el "yo" experimentador es en sí mismo irreal, ¿cómo pueden ser reales las experiencias? Todos tienen la misma Alma. La persona que experimentó no eres "tú", la persona que escuchó no eres "tú". Tú sólo eres testigo de todo esto.

Devoto: Tú dijiste, Swami, que en todo hay Alma; ¿hay Alma en un hombre muerto?

Swami: ¡Oh!, una buena pregunta, sin duda. ¿Vale más resolver tu duda o la duda de una persona muerta?

Devoto: La mía.

Swami: Bien, es sólo cuando has despertado de un sueño profundo que estás enterado de que hay un "Yo°, ¿no es cierto? De la misma manera, hay Alma en un cadáver también.

Devoto: Entonces, ¿cómo puede llamarse muerto, cómo puede sobrevenirse la muerte cuando hay Alma?

Swami: Si tú discriminas correctamente, no hay muerte y no hay vida. Un cuerpo con movimiento se llama vivo y uno rígido muerto. En los sueños se ven cualquier cantidad de cuerpos vivos y muertos. Al despertar no existen. Igualmente, este mundo, a la vez en movimiento y quieto, no existe. La muerte significa el desvanecerse de la conciencia del "Yo". El renacer ocurre cuando la Conciencia del "Yo" vuelve nuevamente. ¡Esto es lo que se llama nacimiento y muerte, mi muchacho! El ego nace, el ego muere, eso es todo.

Devoto: Luego, "Yo" existo siempre, ¿verdad?

Swami: ¡Por supuesto que sí! Cuando la Conciencia del "Yo" está allí, tú existes. Cuando no está allí, también existes. Tú sólo eres la base o fundamento para el tomar Conciencia; no eres el Conocimiento, la Conciencia.

Devoto: Pero se dice "Liberación obtenida", ¿qué es eso?

Swami: Al comprender la raíz de la muerte y el nacimiento, uno debe destruir completamente el conocimiento (darse cuenta) de los "Yoes" distintos, esto es condición para la Liberación final.

Devoto: Luego, cuando yo muera, Yo y Tú somos Uno, ¿verdad?

Swami: ¿Quién dijo "No"? El sentimiento de "Unicidad" cuando estás firmemente fundado en él, no tiene nada de disociado.

Devoto: Hasta entonces, a los efectos de identificar el "Yo" real en el "Yo" irreal, dicen que se necesita el apoyo de un gurú. ¿Hasta dónde es cierto esto, Swami?

Swami: Es sólo cuando tienes tantos "Yoes", que necesitas un apoyo; ¿no es así? Cuando todo es Uno, ¿para qué buscar otro? Más aún, hasta que aquel "Yo" (el ego, el "Yo" soy) no se desvanezca, este "Yo" parlante y este "Tú" que escuchas deben estar allí. Cuando ese "Yo" desaparece, ¿a quién hablarle? ¿Quién escucha? Todos son Uno. El

reflejo del Alma, condicionado por la Conciencia, es Conocimiento Universal, es Dios: Dios condicionado por antahkarana * (los sentidos interiores) es el individuo, ¿no es cierto?

Devoto: ¿Pero qué es este "Yo" condicionado por la Conciencia Universal, exactamente?

Swami: Eso significa la conciencia del "Yo" condicionada por la Conciencia; que el Uno devino Tres, los Tres devinieron Cinco, los Cinco devinieron Muchos. La conciencia del "Yo" devino Tres a causa del contacto con las pasiones, la inercia y la falta de criterio. En esos Tres surgieron los cinco elementos (aire, tierra, fuego, agua, éter), y a través de esos cinco tuvo lugar la Multiplicidad. Es esto lo que da lugar a la ilusión de que el "Yo" es el cuerpo. Hablando en términos de espacio, hay tres: la Conciencia Universal, la Conciencia Interior y los elementos primordiales.

Devoto: ¿Qué es la Conciencia Universal?

Swami: Eso es el Alma, la base que no se ve, el Ser.

Devoto: ¿Y la Conciencia Interior?

Swami: El reflejo del Alma es la Conciencia Interior. Cuando cambia y es mente, inteligencia y conciencia del "Yo" o ego se la llama: los sentidos interiores. La conciencia del "Yo" condicionada por antahkarana o los sentidos interiores es el individuo.

Devoto: ¿Y... los elementos primordiales?

Swami: La Conciencia Universal condicionada por la Conciencia Interior, cuando ve los elementos primordiales es el plano mental. Cuando ve el Objeto, es la Esencia, es de la misma naturaleza del Ser, la Conciencia y la Dicha. Es por esto, querido muchacho, que se dice: "La mente es para el hombre, tanto la causa de la sujeción como de la liberación". La mente fabrica cualquier cantidad de ilusión o engaño.

Devoto: ¿Cómo puede desaparecer esa ilusión, Swami?

Swami: Cuando tú aprehendas sus secretos a través de la averiguación, los Muchos se convierten en Cinco, los Tres en Uno y el Yo existe como Yo. Si tienes dolor de cabeza, te aplicas un ungüento, así dQsaparece y tú te sentirás como antes. La ilusión de "Yo soy el cuerpo" es similar a esto.

* Antahkarana: Los sentidos interiores. Comprende la mente, el intelecto, la conciencia, la función que busca el placer y el ego.

Desaparecerá, si te aplicas el ungüento de la discriminación, el autoexamen continuo o la averiguación.

Devoto: ¿Puede cualquiera adoptar este camino de la Averiguación?

Swami: No, mi muchacho. Es sólo para aquellos cuya Conciencia Interior ha madurado.

Devoto: Entonces, ¿qué debemos hacer para alcanzar ese estado de madurez?

Swami: ¡Ahora hemos llegado al punto de donde salimos! ¿No has obtenido para esto cosas como la repetición del Nombre de Dios, la meditación, el ritual de adoración y la regulación del aliento? Persistentemente, a través de éstos, tú maduras y te haces capaz de comprender el "Yo", que solamente existe averiguando en la Realidad. Para tales hombres, el Alma no es algo diferente de ellos mismos o de ti mismo. Todo es Alma.

Devoto: Pero Swami, Tú mencionaste solamente repetición del Nombre de Dios, meditación, cantos devocionales, etc. Algunas personas evolucionadas adoptan el voto del silencio. ¿Qué uso tiene? ¿Qué es exactamente el voto del silencio?

Swami: La Iluminación del Alma es el voto del silencio. ¿Cómo puede haber voto de silencio sin que el Alma sea iluminada? Sin eso, mantener simplemente la boca cerrada no es silencio. Algunos adoptan el voto de silencio pero se comunican escribiendo en papel o pizarra; o señalan sucesivamente las letras del alfabeto en un tablero. Todo esto es un pseudo voto de silencio. Es sólo otra forma de hablar sin interrupción. No hay ninguna necesidad de alcanzar el silencio. El silencio está siempre contigo, lo único que debes hacer es remover todas las cosas que lo perturban.

Devoto: Pero muchas personas no abren sus bocas para hablar. ¿Tú dices que esto es inútil?

Swami: ¿Quién dijo eso? Si tú no utilizas la lengua, si estás en silencio para mantener alejados los obstáculos externos para practicar una disciplina espiritual, tú ciertamente puedes desarrollar tus pensamientos, tú puedes desistir de molestar a los demás, puedes escapar a las críticas y preocupación por los demás, así obtendrás concentración y tu cerebro se salvará de cargas innecesarias y podrá mejorar mucho. Con tal cerebro, llevarás adelante la acción de recordar mejor el Nombre del Señor. Todos estos beneficios los recibirás cuando hagas tu trabajo espiritual.

Devoto: ¿Entonces, para el ser que ha logrado su Realización, todo esto es innecesario?

Swami: ¡No hay un Sabio Liberado "total" en el mundo! El no necesita del mundo en sí, entonces, ¿para qué necesita todo esto?

Devoto: Si esto es así, ¿quiénes son las personas llamadas Sabios?

Swami: Los hombres silenciosos de los que te hablé recién. Sabio es un término aplicado por cortesía; no existe en el mundo un sabio completo. El sabio debe saber el "Todo como Uno". Tus sabios son: o todos expertos en lógica, o expertos en el conocimiento del mundo; ellos no han conocido la Realidad.

Devoto: ¿Quiénes son los verdaderos Sabios?

Swami: El que conoce el Alma, como Alma se conocerá a sí mismo, como leche adicionada a la leche, aceite al aceite, o agua al agua. Cuando el cuerpo físico muere, ellos, de esta manera, se funden en el Alma Universal. Pero algunos pueden tener algunos rasgos persistentes. Continúan teniendo deseos y decisiones. Hasta que éstos no se agoten, vagarán por el mundo con un cuerpo. Tales hombres son llamados "Porciones de la Divinidad, nacidos como Hombres". Esto también es Voluntad del Señor.

Devoto: ¿Por qué debe seguir esta diferencia, Swami?

Swami: Surge de la disciplina espiritual de cada uno, y de la Voluntad Divina. Cómete un mango y eructarás su aroma. ¿Cómo puedes prevenirlo? El eructo trae el perfume de lo comido.

Devoto: ¿Tendrán también tales limitaciones?

Swami: Sí. ¿Sin limitaciones, cómo pueden adelantar el trabajo? Ellos también las tienen. Pero sólo de una forma sutil, hasta que logran la Liberación Final Transcorpórea (videhamukti).

Devoto: ¿Qué es eso, Swami?

Swami: Sus actos son como líneas escritas en el agua, las cuales se ven mientras están siendo dibujadas; pero ausentes tan pronto como se ha terminado. Mientras la línea está siendo hecha, se ve un instante, y luego no se ve más.

Devoto: Swami: Tú dijiste que un Sabio tiene el Renunciamiento como su marca de pureza. ¿Cómo concuerda esto con aquello?

Swami: Esto es verdad. El Renunciamiento es su marca de pureza. Si de los rasgos de previos nacimientos queda ligado, debe saber que es sólo por el cuerpo y no por él. Esta dependencia daña la felicidad de la persona realizada en Dios. El Conocimiento es lo más importante para la Liberación Final Transcorpórea.

Devoto: Aun si uno no tiene Conocimiento, ¿puede uno lograr la Liberación Final meramente por el Renunciamiento?

Swami: ¡Qué pregunta tonta! ¿Cómo puede ser la fruta dulce sin madurar? El Renunciamiento no puede surgir excepto del Conocimiento. No hay Liberación Definitiva sin Renunciamiento. ¡Estate seguro de esto!

Devoto: Entonces, ¿dónde entra la Devoción?

Swami: Hemos vuelto nuevamente al principio. Anterior al Conocimiento está la Devoción. Anterior a la Devoción está el profundo Amor por Dios. Todos ellos son uno. El profundo Amor por Dios es la flor, la Devoción es el fruto; él está maduro en la posesión del Conocimiento o Sabiduría Universal; el Renunciamiento es el dulce jugo de la última etapa. Sin uno, no se puede tener el siguiente. A los efectos de cultivar la fruta hasta que el jugo y el gusto estén a punto, tú debes practicar la oración diaria, etc., mencionada más arriba. Pero, desde el principio, ten presente la Unidad de Todo. Comprende que no hay ningún "otro".

Devoto: Por lo menos, para mantener las apariencias en el mundo, uno tiene a veces que decir "esto es mío". ¿Qué debe hacerse entonces?

Swami: Claro que puedes tener que decirlo. Pero sólo por decirlo, ¿qué necesidad hay de que tú sientas la separatividad entre Yo y tú? ¿Cuando viajas en un carruaje tomas el carruaje como "Yo"? Mira el sol. El se refleja en una pequeña olla llena de agua, en un ancho río, en un espejo, o en una lustrosa sartén. Por este motivo, ¿siente el sol que todas estas cosas son "El"? ¿Se entristece cuando se rompe la olla o el río se seca? Esto es exactamente igual. Si tú tomas el "Yo" como el cuerpo, entonces todo es una molestia. Si no lo tomas así, brillarás como el sol, independientemente de cualquier cosa. Además, tú serás inmanente en todos lados.

Devoto: Esto es como decir que cada uno debe primero descubrir por sí mismo quién es.

Swami: Exacto. Primero, hay que averiguar eso. Por supuesto, para aquellos que no son competentes, esto será demasiado duro. Por eso, aquellos con experiencia en esta línea, dicen que a tales hombres no se les debe decir estas cosas. Si tú dices: "Tú eres en ti mismo Dios", "Tú has logrado la Liberación Final", "Tú estás en esa Etapa"; aquellos que no son competentes, no practicarán ninguna disciplina espiritual; actuarán sin reglas u orden, y no prestarán ninguna atención al bien y al mal. Esto debe ser revelado sólo por un maestro espiritual, o por orden del Señor. Aquellos que tienen la sed y la decisión de someterse a la disciplina, ¡por supuesto que pueden preguntar sobre ello! Pero debe ser practicado, no tiene sentido simplemente escuchar y repetir "Todo es Uno". Es un contrasentido.

Devoto: Swami, Sankara (maestro de la filosofía Vedanta) ya ha dicho: "El mundo, si se penetra en su sentido profundo, es como una ciudad vista a través de un espejo". Esta visión de que lo transitorio es irreal, que es todo ilusión (maya)... ¿es esto para la gente común o también para los Sabios?

Swami: ¡El ojo del Sabio ve las cosas como Dios! El ignorante o la persona sin Sabiduría no puede comprender todo lo que se diga. Por lo tanto, todos los Códigos Morales están destinados a beneficiar lo intermedio.

Devoto: ¿Eso significa que todas las disciplinas espirituales están incluidas en el Camino de la Averiguación?

Swami: Sí. La enseñanza de los Vedas es acerca de: "¿Quién soy Yo?" Para hacer esta Averiguación son solamente competentes aquellos equipados con los cuatro instrumentos. El propósito de los cuatro es entender que el Alma es real y todo lo demás es irreal; y también discriminar entre el Alma y todo lo demás. ,

Devoto: ¿Cómo debe ser realizado, Swami?

Swami: Investigando dentro de la naturaleza del Alma. Primero hacer toda clase de disciplinas espirituales, y finalmente entrar en ellas. Mientras eres niño te enseñan A, B, C, D, ¿no es así? Aun los cursos de enseñanza superior se estructuran con este A, B, C, D básico y sus combinaciones. Pero para comprender este hecho uno debe completar sus estudios. Los Sastras (Escrituras Sagradas) están basados en lo Imperecedero. Todos los caminos están basados en el autocuestionamiento.

Devoto: Pero hay algunos que logran Samadhi (estado de Bienaventuranza y serenidad mental). ¿Tendrán ellos toda esta indagación, etc. en Samadhi (profunda meditación)?

Swami: ¡Maravilloso, muchacho! ¿Cómo puede haber averiguación en Samadhi? Cuando duermes profundamente, ¿tienes algunos pensamientos acerca del mundo a tu alrededor? Esto también es así.

Devoto: No habrá mente en Samadhi, ¿verdad?

Swami: Cualquier mente que persista en sueños, también estará allí.

Devoto: Ellos hablan de una etapa más allá (etapa Thuriya) en el Samadhi, ¿qué es ésta, Swami?

Swami: Más allá del despertar, de los sueños y del estado de sueño profundo.

Devoto: ¿Por qué es que aquellos estados están ausentes allí? ¿Cuál es la característica de esta etapa?

Swami: En aquéllos no hay características de la conciencia del "Yo" (ego), la persona con mente, que realiza todos los actos. Eso no estará presente en la etapa más allá de la vigilia, del soñar y del sueño profundo. Habrá desaparecido hace ya tiempo. Para ellos es todo lo mismo, con los ojos abiertos o con los ojos cerrados. Es todo Uno.

Devoto: Swami, sin el "Yo", el que sabe, ¿cómo pueden ellos hablar?

Swami: Lo que era el "Yo", el ego al principio, cuando se aprehende la Realidad, se transforma en la Entidad Verdadera. Esto se conoce como la destrucción de la mente.

Devoto: Luego, este estado de comunión con Dios, ¿es toda perfecta e imperturbable ecuanimidad?

Swami: Bueno, mi muchacho, los Samadhis son todos Fusión; la fusión de la mente finita en lo Infinito, la no destrucción. La etapa Sadhaka es cuando tú tienes ambos: construcción y destrucción.

Devoto: Este tema es muy interesante, Swami.

Swami: No te sientes tranquilamente, meramente apreciándolo. Practícalo en la vida diaria. Muy bien, ahora puedes irte.

Devoto: De acuerdo, Swami. Por favor, dame Tu bendición para esa práctica. Te veré pronto.