Libros escritos por Sai Baba

{SB 79} Prema Vahini ( Sobre el Amor )

La Liberación es de Cuatro Clases

( Impreso en castellano en Sobre el Amor (Prema Vahini) cap. 26 )

LA LIBERACION ES DE CUATRO CLASES

La veneración, con intensidad de la conciencia, pureza de sentimiento y libre de todo pensamiento extraño, se convierte por sí misma en meditación profunda o Samadhi. Como resultado de esta meditación profunda, Dios aparece ante el ojo interno del devoto en la forma que él haya escogido para la adoración. La visión no es simplemente cosa de la imaginación; esta es una experiencia "cara a cara". Sin cambio de ubicación, él puede morar en la presencia de Dios, en el mismo lugar. Esto se llama Salokyamukthi (liberación en la que se existe en Dios). Además, estando así, siempre con Dios, en Salokyamukthi, los devotos realizan todo lo que ellos ven como la gloria de Dios, y la experiencia es llamada Samipyamukthi (liberación en la que se siente la cercanía de Dios). Existiendo siempre con Dios, testimoniando siempre la gloria de Dios y llegando a estar bañado de la conciencia de Dios, es Sarupyamukthi (ser impregnado de la conciencia de Dios). Este es el fruto final del Bhakti Sastra o Tratado de la Devoción. Pero en esta etapa, todavía queda una traza de sensación de diferenciación. Por esto, el principio de la No Dualidad no la admite como la más alta. Simplemente porque el devoto tenga la misma Forma que el Señor, no podemos concluir que tenga los poderes de la creación, preservación y destrucción, que solamente Dios posee. Sólo cuando desaparece toda huella de diferenciación y se logra la unidad es que se alcanza el nivel más elevado. Esto se llama Sayujya y viene por Gracia Divina, ganada por la esencia del Sadhana de cada uno; no puede considerarse como el fruto del esfuerzo. El devoto debe aspirar a esta fusión. Desea servir a Dios a su propio gusto y experimentar la alegría de la forma que él ha atribuido a Dios. Pero Dios, por Su gracia, le concede no solamente la presencia de Dios en todas partes (Salokya), la realización de que todo lo que ve es la gloria de Dios (Samipya), el estar siempre bañado de la conciencia de Dios (Sarupya) ¡sino también la fusión misma con Dios (Sayujya)! El sendero de la devoción lleva también al logro del conocimiento de Brahman. Aun cuando el devoto no lo anhele, Dios mismo se lo concede. La Fusión con la Esencia Divina es considerada también como la Liberación en la Unidad.