Libros escritos por Sai Baba

{SB 79} Prema Vahini ( Sobre el Amor )

El Mundo Objetivo no es Real

( Impreso en castellano en Sobre el Amor (Prema Vahini) cap. 14 )

EL MUNDO OBJETIVO NO ES REAL

En la actualidad, los hombres ven la sombra y la toman como la sustancia. Ven la longitud, anchura, altura y grosor, y llegan a la conclusión de que tienen un objeto ante ellos. Experimentan una serie de sensaciones y recuerdos, y juntándolos infieren que hay algunos objetos que los producen. Esta equivocación de la apariencia por la realidad es falsamente llamada Jñana o Conocimiento. ¿Cómo puede ser esto Jñana? ¿La imagen de una persona puede ser "ella"? Si la imagen es tomada como "ella", ¿podemos llamar a esto conocimiento? Tal es la naturaleza de todo conocimiento, hoy día; lo que es conocido como un objeto no es nada real; su realidad no es perceptible.

El Adwaithin cree en la afirmación "Yo Soy Brahman". ¿Cómo ha adquirido él esa convicción? ¿Por qué la expresa en esa forma? Pregúntenle y la respuesta será: "La voz popular lo dice, el gurú (maestro espiritual) lo enseñó así". Pero el aprender esto de estas fuentes no lo autoriza para hacer esa profunda declaración. Si una persona es un maestro de estas tres palabras: "Yo", "Soy" y "Brahman", ¿obtiene ella la unidad con Brahman? No. Una incesante lucha a través de incontables nacimientos y el fiel cumplimiento de los deberes asignados en las Escrituras, purifican la mente. En tal mente brotan las semillas de la devoción, y cuando estas son cultivadas con cuidado y conocimiento, se abren las flores, aparecen los frutos y madurando se llenan de dulzura y fragancia. Cuando la fruta es comida, el hombre se hace uno con el Supremo, la fuerza que penetra todas las cosas, todas las regiones, y que está eternamente presente, consciente y feliz.

Una persona puede enunciar la fórmula "Yo Soy Brahman", correctamente; puede conocer perfectamente su etimología; pero si ignora el "mundo", sin saber del "yo" y está en completa oscuridad respecto de "Brahman", ¿puede ella saborear la rara alegría de estar realizada en Dios? No es el dominio de las palabras ni su significado lo que cuenta; es la conciencia, la experiencia, estos son los fundamentos.

Sólo el barro es real, la conciencia de la vasija nace de la ignorancia respecto del barro; el barro es la base, la sustancia de la vasija. ¿Cómo puede existir una vasija sin barro? ¿Cómo puede existir el efecto aparte de la causa? El mundo aparece como una multiplicidad solamente para el ignorante. Para un seguidor del sendero del conocimiento (Jñani), solamente Brahman, el Brahman sobre el cual todo lo demás está sobrepuesto, existe. Solamente el Atma es conocida por él; no hay nada más. Esa es la experiencia de la no dualidad.

Si el mundo fuera real, debería ser conocido aun durante el nivel de sueño profundo sin sueños; pero no somos conscientes de él en absoluto. Por lo tanto, el mundo visible es tan irreal como el mundo de los sueños. Exactamente como a través de la ilusión se confunde la soga con una culebra, también el mundo es confundido con Brahman. La culebra y la soga no son vistas al mismo tiempo; toda la soga es la culebra. Así también, Brahman es todo este mundo, toda esta vasta variedad de nombres y formas. Sin embargo, esta diversidad concebida por la imaginación es fundamentalmente falsa. Sólo Brahman es verdadero.

El cielo puede estar reflejado en una olla llena de agua, sin embargo, no la corrompe. Similarmente, en este vehículo, el cuerpo, el Alma reside pura y sin corrupción. Los frutos de las acciones buenas o malas, justas o malvadas, se adhieren al vehículo, no al morador interno, el testigo.

Cuando alborea ese conocimiento, las oscuras sombras de los tres tipos de karma el karma futuro, el karma pasado y el karma presente o empezado huyen ante él. Sí, aun el karma presente puede ser vencido, puesto que la voluntad de Dios es omnipotente y para la omnipotencia no puede haber límite ni excepción. Cuando a través de la práctica espiritual (Sadhana) ganan la voluntad de Dios, pueden también alcanzar la victoria sobre el karma empezado. No se desalienten por ningún motivo.

Los sufrimientos y fatigas de este mundo son ilusorios y transitorios; fijen firmemente su mente en este gran hecho y emprendan valerosamente el sendero de la práctica espiritual, el sendero de la devoción.