.



 

Discursos dados por Sai Baba

{SB 58} Lluv.ver.( 16 disc. 1990)

02. 20/5/90pm Santificar el cuerpo - Visto como preguntas y respuestas

Santificar el cuerpo

( Impreso en castellano en Lluvias de verano Tomo 1 cap. 2 )

Santificar el cuerpo

La informacion proviene de un discurso dado por Swami.

El formato de preguntas y respuestas, proviene del libro "Conversando con la divinidad".

1. ¿Cuáles son las vestiduras que lleva el hombre?

Las vestiduras que lleva el hombre son:

1) el cuerpo

2) los sentidos

3) la mente

4) el intelecto.

Para su uso correcto hay que entender la naturaleza e importancia de cada una.

2. ¿Cuáles son los distintos nombres que se le dan al cuerpo y por qué?

El cuerpo es el ropaje que vestimos. Sólo cuando sabemos cómo llevarlo y usarlo correctamente podemos darle un buen empleo y lograr lo mejor de él. Los diferentes nombres que se le dan al cuerpo describen sus diversas funciones y nos muestran cómo hacer uso de ellas para nuestro provecho. Los diferentes nombres son:

1) Deha: Aquello que se quema es llamado el cuerpo dahyati ¡ti dehah . El cuerpo se incinera después de la muerte y de ahí que se lo llame deha. Incluso estando vivo, el cuerpo experimenta el quemarse debido a las preocupaciones. El cuerpo es inerte y transitorio. Está hecho de los cinco elementos: tierra, agua, fuego, aire y akasa. Debiéramos saber cómo usar sabiamente el cuerpo y lograr alegría con él. El hombre que se ha vestido con el cuerpo es, en verdad, el Dios supremo que es eterno e inalterable.

2) Sarira: Se llama así aquello sujeto al deterioro o descomposición siryathe ¡ti sariraha . El cuerpo sufre muchos cambios desde el nacimiento hasta la vejez y, por último, se deteriora y muere.

3) Mandir: Se lo llama templo, porque alberga al Jiva: el alma individual. El alma individual no es otra cosa que el Dios eterno: el Alma Suprema. El cuerpo es la sagrada y santa morada de Dios. Por ende, habrá de ser utilizado para abrigar buenos pensamientos, pronunciar buenas palabras y llevar a cabo buenas acciones. El cuerpo habrá de ser mantenido en buenas condiciones para facilitar su empleo correcto. Para lograr los propósitos para los que está destinado, habrá que utilizarlo con discriminación. Para usarlo correctamente, habrán de decirse, antes de hacer cualquier cosa: "Yo soy el Brahman que mora en este cuerpo como el Atman individual. Como tal, ¿es correcto o no que lleve a cabo esta acción?" Siendo un templo de Dios, el cuerpo habría de ser utilizado solamente para propósitos sagrados.

4) Kshetra: Lo que significa un lugar sagrado asociado con lo Divino y lleno de sacras vibraciones. Los lugares de peregrinación son Kshetras. Están destinados a ser utilizados para llevar a cabo el culto y otras actividades sagradas. En el Kshetra del cuerpo deberán predominar únicamente buenos pensamientos y buenas acciones. Aquel que conoce el Kshetra es el Kshetrajna.

5) Kshetra: Otro significado para este término es "campo". En el campo del cuerpo los frutos que se cosechen dependerán de las simientes que sembremos. Si sembramos buenos pensamientos podremos cosechar buenos frutos. Los malos pensamientos sólo rendirán malos resultados. El cuerpo es un campo en el que se siembran las semillas de Punya (mérito) y Papa (pecado). El cuerpo constituye un campo que tiene ciertas ventajas por sobre el campo agrícola. Al cultivar el campo agrícola tenemos que esperar a que se dé la estación adecuada y las condiciones apropiadas para sembrar un cultivo en particular. El campo de nuestro cuerpo, sin embargo, puede ser cultivado en cualquier condición y en todo momento. Siempre cosecharemos los frutos de los buenos o malos pensamientos a actos que sembremos como semillas. Tienen que asegurar, por ende, que sólo sembrarán lo bueno, ya que según lo que siembren será lo que cosechen. No deberán usar erróneamente su cuerpo, según les plazca.

3. ¿Qué hemos de hacer si deseamos utilizar correctamente el cuerpo?

Para emplear correctamente el cuerpo hemos de seguir escrupulosamente dos cosas:

1) regulación de la dieta

2) regulación de nuestros demás hábitos de vida.

Debemos comer sólo alimentos sátvicos: nuestros pensamientos son determinados por el tipo de alimentos que consumimos. Para transitar por la senda de la Verdad hemos de ingerir alimentos conducentes a la Verdad.

4. ¿Qué es lo que significa alimento sátvico?

El alimento sátvico no se limita al que se consume por la boca. Incluye todo alimento que consumen los cinco órganos sensoriales: ojos, oídos, nariz, manos y boca. Todo lo que se ingiera a través de los cinco sentidos ha de ser de naturaleza sátvica, si queremos afirmar que consumimos este tipo de alimento. Por ende, debemos ingerir puro alimento sátvico a través de todos los sentidos. Podremos realizar nuestra propia Divinidad y convertirnos en el Alma Suprema o Paramatma cuando podamos liberarnos de los cinco males asociados con la contaminación del lenguaje, la vista, el oído, el pensamiento y la acción. El cuerpo es un Kshetra o un Templo. En el Templo del cuerpo hay cinco puertas: los cinco sentidos. Estas puertas de los cinco sentidos en el cuerpo sagrado habrán de mantenerse abiertas únicamente para entradas sagradas y divinas. No se debe permitir el ingreso a ninguna impureza.

5. Explique la importancia de nuestra asociación con buenas personas, buenos lugares y buenos objetos.

Esta asociación con personas, lugares y objetos buenos es de suprema importancia para nosotros. Debemos considerar seriamente qué clase de lugares debiéramos visitar, en qué tipo de ambiente debiéramos vivir y con qué tipo de personas nos debiéramos asociar. Debemos evitar toda mala compañía, porque nuestros pensamientos son influenciados por la compañía que mantengamos. Los jóvenes de hoy toman con facilidad por malos caminos. Esto equivale a menospreciar y a desvalorizar el cuerpo humano. Las Escrituras han declarado que el cuerpo humano es la más preciosa y excepcional posesión entre todos los seres creados. Debemos darnos cuenta de que no podemos ir en contra de la Voluntad Divina. Para controlar los sentidos deberemos entender las operaciones sutiles del cuerpo. El hombre desconoce cómo utilizar apropiadamente su cuerpo.

6 ¿Qué es lo que hace que funcione el cuerpo, aun siendo inerte?

El cuerpo es inerte, sin embargo es capaz de funcionar a través del comer, el hablar, el caminar y el crecer debido a la Conciencia (Chaitanya) dentro de él. El cuerpo puede ser comparado con un automóvil. En él, es la batería que lleva dentro la que hace que funcionen el motor, la bocina y los faros. De manera similar, es el poder Atmico d ntro del cuerpo lo que hace que funcionen los diferentes órganos del cuerpo inerte y que se manifieste la vida en él. Es una lástima que el hombre desperdicie tanto tiempo, esfuerzo y dinero en embellecer a este cuerpo inerte y transitorio, olvidándose de que el Atma o el Sí Mismo es lo real, lo permanente y lo perceptivo.

7. ¿Cuáles son las tres concepciones erradas del hombre respecto de su cuerpo?

Ellas son:

1) El hombre se toma a sí mismo por algo que no es su real Sí Mismo. Piensa que su cuerpo es su real Sí Mismo. Esto no puede ser así, porque cuando un hombre dice "Este es mi pañuelo", es claramente distinto de su pañuelo. De manera similar, se considera diferente del cuerpo cuando dice "Este es mi cuerpo".

2) El hombre piensa que es el dueño de diferentes cosas, como casas, tierras y vehículos. Cuando construyen una casa la llaman suya. Cuando la venden deja de ser suya. Una cosa le pertenece a un hombre sólo mientras es su dueño y la usa. Por ende, resulta claro que todas las posesiones son temporales como nubes pasajeras, aunque el hombre desarrolle un indebido apego hacia ellas. De hecho, nada le pertenece al hombre. Todas estas concepciones equivocadas son causadas por el velo de Maya o la Ilusión Engañosa. Esta ilusión es la causa de la posesión de los sentidos y de las diferentes aberraciones de la mente humana.

3) El hombre toma lo evanescente por eterno. Hasta las relaciones como la de madre, padre, hijo, hija, marido y mujer se basan en la errónea identificación de uno mismo con el cuerpo. Nadie trae consigo ni el más pequeño pedazo de tela cuando nace y nadie deja ni siquiera su dirección en el momento de su muerte. El hombre se crea problemas al confundir lo irreal con lo real en este mundo ilusorio. Se olvida de su realidad y comete estos errores. El hecho es que el hombre no le pertenece a nadie ni nadie le pertenece a él. En el fondo, seguimos creyendo erróneamente que la diversidad es real. Las Escrituras han declarado inequívocamente que la Realidad es Una, aunque los sabios la llamen por diferentes nombres. El Uno se ha convertido en los muchos. Por ende, hay una Unidad que le subyace a la diversidad. No hay sino Uno y ése es Dios.

8. ¿Cuál debiera ser la relación entre nuestra vida mundana y nuestra vida espiritual?

Nuestra vida en el mundo habrá de estar en armonía con nuestra vida espiritual. Debemos cumplir con nuestros deberes para con los que nos rodean, mas al cumplir nuestros deberes en el mundo nunca debemos desviarnos de la senda espiritual. Durante el tiempo que vivamos en el mundo debemos conformarnos a las normas y reglamentaciones que rigen los asuntos mundanos. No obstante, hagamos lo que hagamos, jamás hemos de perder de vista al Supremo: la meta espiritual de nuestra vida. Deberemos comprender también que nada nos pertenece, ya sea madre, padre, hermano, hermana, parientes, fortuna, casa o cualquier otra cosa. Todo ello no es más que efímero y son cosas que se relacionan con el cuerpo cambiante. Considerar a este cuerpo cambiante como nuestro Sí Mismo real representa la bas9 para todas nuestras aberraciones mentales.

9. ¿En qué forma hemos de considerar a nuestro cuerpo que es inerte y transitorio?

Hemos de considerarlo solamente como un instrumento que ha de ser mantenido en buenas condiciones para nuestro trayecto por la senda espiritual. El cuerpo sufre diferentes cambios debido a nuestro consumo de alimentos y a nuestros demás hábitos de vida. Sin embargo, la individualidad permanece inalterable, sean cuales fueren los cambios del cuerpo. Cambios como la infancia, la niñez, la edad adulta y la vejez le pertenecen al cuerpo y no a la individualidad. Por ende, estos cambios son ilusorios. Por consiguiente, no hemos de considerar en absoluto que el cuerpo es real y permanente. No obstante, es nuestro deber asegurarnos que nuestro cuerpo se mantenga como un instrumento apto para ayudarnos a cumplir con nuestros deberes en el mundo y a caminar por nuestra senda espiritual. El cuerpo podría ser considerado como una barca que usamos para navegar a salvo por el río de la vida. Esta barca de nuestro cuerpo no deberá desarrollar agujeros ni vías de agua: podrá estar en el agua, pero el agua no deberá entrar en ella. Por lo tanto, habremos de permanecer en el mundo y atender a nuestros deberes, pero sin permitir que las preocupaciones entren en nuestra mente. Si ello sucediera, haría que el cuerpo se volviera susceptible a todo tipo de dolencias. Hemos de considerar al cuerpo únicamente como un instrumento.

10. ¿Cómo podemos mantener en buenas condiciones al cuerpo?

Para mantener al instrumento del cuerpo en buenas condiciones habremos de:

1) regular nuestro alimento

2) regular nuestros demás hábitos de vida.

En la misma forma en que las ropas se lavan para mantenerlas limpias, debemos ver a nuestro cuerpo en cuanto vestimenta y lavarlo de tiempo en tiempo. La pureza es algo natural del cuerpo humano, pero éste se ensucia debido al uso incorrecto. Por ende deberemos limpiarlo con la ayuda de Dios como lavandero, recurriendo a prácticas como:

1) la oración

2) el japa

3) la meditación

4) el amor a Dios.

Tan sólo Dios puede limpiar de impurezas nuestro corazón. Nunca hemos de olvidar que nuestro cuerpo es sólo un ropaje que llevamos. Se debe a la ignorancia que lo consideremos como nuestro Sí Mismo real. Debemos deshacernos de esta ignorancia. Sólo entonces podremos brillar como el resplandeciente Sol de la Sabiduría.

11. ¿Cuáles son los otros componentes relacionados con nuestra personalidad que residen en el cuerpo?

Además de cuerpo, los demás componentes de nuestra personalidad son:

1) los cinco sentidos

2) la mente

3) el intelecto.

Debemos reconocer el rol y la importancia de los sentidos, la mente y el intelecto y mantenerlos en buenas condiciones. La mente se manchará con impresiones negativas si permitimos que entren malos pensamientos en ella. Deberemos entender la naturaleza y las funciones de cada uno de estos componentes de nuestra personalidad. Solamente entonces podremos llevar una vida humana integral y llena de propósito. Reconocer la Verdad es la real Sadhana.

12. ¿Quién es el testigo Supremo que preside sobre los componentes de la personalidad humana?

El testigo Supremo que preside sobre los componentes de la personalidad humana es el Atma (Dios). Como Dios es la base de todo, los estudiantes deberán desarrollar la fe en Dios. Sólo entonces estarán en posición de dominar el misterio del Cosmos conformado por los Pancha Bhutas: los cinco elementos básicos: Tierra, Agua, Fuego, Aire y Akasa.