.



 

Discursos dados por Sai Baba

{SB 39} (17 de 19 discursos 2006)

06. 14/04/06 La felicidad es santidad

LA FELICIDAD ES BEATITUD

LA FELICIDAD ES BEATITUD

14 de Abril de 2006

Sai Shruti, Kodaikanal

Año Nuevo Tamil y Vishu

***************************************************

El Señor Krishna hizo esta declaración divina “El Eterno Atma en todos los seres es parte de Mi Ser.” Por lo tanto, no sientan que son diferentes de Dios. Dios reside en ustedes. De hecho, ustedes son Dios.

Nada es permanente en este mundo

Ustedes piensan que son seres humanos porque están provistos de un cuerpo humano, pero el Atma que mora en todos manifiesta su divinidad. Miles de bombillos han sido colgados para decoración. Su color y voltaje puede diferir, pero la corriente eléctrica en todos ellos es una y la misma. Como la corriente que hace que todos los bombillos brillen, el Atma presente en todos los seres humanos les hace ver, oír y trabajar. Pero hoy el hombre está atrapado en los asuntos mundanos desechando la espiritualidad. Si tienen la visión espiritual, sabrán que es el mismo Dios que está presente en todas partes. Todo, desde la tierra hasta el cielo, no es otra cosa que Dios. Hasta esta flor, este vasito, este micrófono y el mantel todo lo que ven aquí son aspectos de la divinidad. La divinidad impregna todo en este universo. Pero ustedes ven diferencias debido a su visión defectuosa.

El cambiar es la naturaleza de los cinco elementos, no de Dios. Sólo hay cinco elementos en este universo, no hay sexto elemento. Nuestra forma humana es una combinación de los cinco elementos y está sostenida por ellos. El hombre tiene relación con los cinco elementos mientras dura el cuerpo. Una vez que el cuerpo perece, no tiene nada que ver con siquiera uno de ellos. Estos elementos están presentes en el hombre en la forma de sus sentidos de la audición, la vista, el tacto, el gusto y el olfato. Nuestros sentidos son responsables por lo bueno y lo malo, el mérito y el pecado. Lo bueno y lo malo no son dados por Dios; son consecuencias de las propias acciones del hombre. A veces piensan que Dios les ha dado sufrimiento y otras sienten que Dios es responsable por su felicidad, pero Dios ni da felicidad ni da sufrimiento. Eso es ilusión del hombre. El hombre sufre debido a sus propias malas cualidades como los celos, el odio, la ira y la pomposidad. ¿De dónde viene la ira? Viene de adentro de nosotros debido a nuestro alimento equivocado y malos pensamientos. El deseo surge debido a nuestra naturaleza codiciosa. El deseo, la ira, la codicia, el apego, el orgullo y la envidia todos surgen de nosotros.

Piensan que Dios tiene una forma. Pero Dios no tiene forma. Dios es el positivo y el hombre es el negativo. El negativo viene y se va, pero el positivo es permanente. Reposen su fe en el positivo y no en el negativo. Todo en este mundo viene y se va como las nubes pasajeras. Un muchacho se casa con una muchacha. Antes del matrimonio, ¿dónde estaba el muchacho y dónde estaba la muchacha? Su relación se desarrolló sólo después del matrimonio. Pero ni siquiera éste es permanente. Todo es temporal, viene y se va. Si el hombre desea volverse eterno, él tiene que desarrollar fe en el Ser. Pueden venir e irse, pero Yo estoy con ustedes por siempre. La Divinidad no cambia. En vez de aspirar a lo inmutable, el hombre corre detrás de todo lo efímero y temporal. Todo lo que desean en este mundo está sujeto a cambio. Los cuerpos están sujetos a cambio. Pueden ver hoy un cuerpo y no verlo mañana. No hay nada en este mundo que sea permanente. Hay una sola entidad que es permanente acerca de la cual se dice que “Con las manos, pies, ojos, cabeza, boca y oídos penetrándolo todo, Él impregna el universo entero”. Hay un solo Uno que está presente siempre, pero durante su corto lapso de vida pueden desarrollar muchas ilusiones.

Órenle a Dios Sin Deseos

Celebramos el Año Nuevo y nos sentimos muy felices. De hecho, esto no es nuevo; es sólo un cambio de tiempo. Hoy comienza el mes de Chaitra (correspondiente a marzo-abril en el calendario indio). El mes próximo es Vaishakha (abril-mayo). De esta manera, muchas Chaitras y Vaishakhas han venido y se han ido, pero nada es permanente. ¿Por qué habremos de ocuparnos de todo lo que es transitorio y pasajero? Una fruta es primero verde y después de algún tiempo se vuelve completamente madura y finalmente se pudre. Similarmente, el cuerpo humano está sujeto a cambio; tiene infancia, juventud, vejez y finalmente muerte. Así, no hay nada en este mundo que es permanente. Todo lo que ven en este mundo es temporal y pasajero. Sólo hay una cosa que es permanente y deben orar por eso. Pero, ¿a quién le van a orar? Están orando para sí mismo, no para Dios. De hecho, están orando a sí mismos porque Dios está en ustedes. Debido a su identificación con el cuerpo, piensan que son devotos y que Dios está separado de ustedes. No hay ninguna diferencia entre el devoto y Dios. Sea lo que sea que vean, es Dios; dondequiera que vayan, Dios está allí; sea lo que sea que hagan, es para Dios. Dios está presente hasta en una partícula de polvo. Cuando sopla el viento, el polvo se levanta. Cuando no hay viento, el polvo cae. De la misma manera, cuando el hombre tiene deseos, está engolfado en el engaño. Cuando carece de deseos, su engaño también es aplacado. A veces, el hombre está apacible y en otras, está agitado. Estos estados del hombre son el resultado de su comida, sus hábitos y relaciones mundanas; no son causados por Dios. Dios no tiene nada que ver con esto. Dios está eternamente presente y los cinco elementos también están siempre presentes. Aún después de que muere el hombre, los cinco elementos continúan teniendo existencia. La conciencia presente en todos los cinco elementos en el hombre es responsable por todas sus funciones corporales.

Cuando un hombre está recién casado, él ama mucho a su esposa. Su amor es tan intenso al comienzo que si ella está a punto de poner el pie sobre una espina, él la aleja con gran preocupación, diciendo, “Hay una espina, hay una espina”. Después de algún tiempo, cuando surge la misma situación, él meramente le advierte, “Ten cuidado, hay una espina”. Cuando algo más de tiempo ha transcurrido, él recurrirá al regaño, “¿No tienes ojos? ¿No ves la espina?” El amor que estaba al comienzo da lugar a la ira con el paso del tiempo. El amor mundano está sujeto a cambio. Hasta el amor entre esposo y esposa y madre e hijo cambia con el paso del tiempo. Todo es temporal en este mundo. Es transitorio, viene y se va. Estamos felices si ganamos algo; estamos afligidos si perdemos algo. La pérdida y la ganancia son las causas de nuestra felicidad y aflicción. Pero las ganancias y pérdidas son sólo términos relativos.

¡Encarnaciones del Amor!

No hay relaciones permanentes en este mundo. Mientras dura el cuerpo, las relaciones existen. Cuando se pierde el cuerpo, las relaciones también se pierden. Hay sólo una cosa que es permanente en este universo y es lo a que deben aspirar. La vida humana le es dada al hombre para que se conozca y realice a Dios. La gente adora a Dios y Le ora. Cuando sus deseos se cumplen, están muy felices. Si sus deseos no son cumplidos, hasta cambian la foto de la deidad en su altar. Si adoramos a Dios solamente para cumplir nuestros deseos, entonces no es verdadera adoración. Nuestro amor y devoción a Dios deben ser inmutables. No deben cambiar bajo ninguna circunstancia. El amor es la forma misma de Dios. El Amor es Dios. Vivan en el Amor. El amor está presente en todos. Hasta la persona que creemos malvada tiene amor por su esposa e hijos. Si tienen amor en su corazón, encontrarán amor en todas partes. Si aman a un perro o a un gato, ellos también reciprocarán su amor. No tendrán temor hasta de los animales salvajes si no les hacen daño. Así como es el sentimiento, así es el resultado. Todo depende de sus sentimientos.

Los Deseos son la Causa del Sufrimiento del Hombre

Todos nosotros debemos considerar nuestro cuerpo como sólo un instrumento para cumplir nuestros deberes. Nunca piensen que este cuerpo es permanente y que tienen que acumular riqueza para mantenerlo. Es sólo una pérdida de tiempo y esfuerzo si tratan de acumular posesiones mundanas. Todo lo demás es temporal excepto el amor y la verdad. No hay dharma mayor que la adherencia a la verdad. Hay muchos tipos de deberes que debemos realizar con la ayuda del cuerpo. Pero nuestro principal deber es desarrollar amor. Donde hay amor, hay bienaventuranza. La verdadera relación existe solamente cuando hay amor. Cuando no hay amor, la bienaventuranza no puede existir allí, no puede haber una verdadera relación. Dios es la encarnación de la bienaventuranza. Dios es la encarnación de la bienaventuranza eterna, Él es la sabiduría absoluta, más allá de los pares de opuestos, expansivo y penetrante como el cielo, la meta indicada por la máxima Tattvamasi (principios para la evolución), el Uno sin segundo, eterno, puro, inmutable, testigo de todas las funciones del intelecto, más allá de todas las condiciones mentales y de los tres atributos de la bondad (sattva), de la pasión (rajas) y de la inercia (tamas). El hombre debe desarrollar la cualidad divina del amor y no las relaciones mundanas.

Supongan que una persona tiene deliciosos platos y frutas delante de él que le gusta comer, él se sentirá feliz cuando los coma. Si en ese mismo momento recibe la triste noticia de la trágica muerte de su hijo en un accidente en el bazar, él correrá para ver a su hijo y tirará todos los platos, porque su amor por su hijo es mayor que su amor por la comida. Mientras tiene la comida delante de él, él piensa que su felicidad total está en consumirla. ¿Dónde se ha ido el amor por la comida ahora? De manera similar, el hombre desarrolla amor por muchas cosas en este mundo. De hecho, no hay nada en este mundo que deben desear. Los deseos son la causa de todo el sufrimiento del hombre. Menos equipaje más comodidad. Si tienen equipaje no pueden escapar a los problemas. Aquí el equipaje se refiere a las relaciones mundanas y los deseos. Sólo cuando se libran de las ataduras mundanas pueden ser felices. No hay nada en este mundo que deben desear. Si algún deseo mundano surge en su mente, abandónenlo de inmediato. El abandonar los deseos es verdadera renunciación. Menos equipaje más comodidad, hace del viajar un placer. Pueden tener verdadera felicidad solamente cuando ustedes reducen su equipaje. Hay tantos millonarios en este mundo. Pero, ¿pueden ellos vivir por siempre? Vienen y se van como nubes pasajeras. Encuentran nubes solamente en el cielo. Sin cielo, no puede haber nubes. Mientras tengan la conciencia del cuerpo, tendrán las nubes de los deseos.

Todo el mundo debe dejar el mundo con las manos vacías

¡Encarnaciones del Amor!

Deben tener conciencia del cuerpo solamente para desempeñar sus deberes. Deben cumplir con su deber. El Deber es Dios. No deben desarrollar indebidas relaciones mundanas. Pero, están desarrollando cada vez más deseos y cada vez más codicia. Deben reducir el equipaje de sus deseos. Pueden acumular cualquier cantidad de equipaje, pero no será permanente. Alejandro, el gran emperador, conquistó diferentes partes del mundo y vino a la India con deseo de conquistar este país. En su viaje de regreso, él sufrió una grave enfermedad. Sintiendo que su fin estaba cerca, él llamó a sus ministros y generales y les dijo que él no iba a vivir más. Les dio instrucciones de llevar su cuerpo a su país después de su muerte. Además, él les dijo que expusieran sus manos fuera del féretro con las palmas hacia arriba y de llevar la procesión funeraria por todas las calles de la ciudad. Esto era para decirle a la gente del mundo que a pesar de sus grandes conquistas en el mundo y de su gran nombre y fama, Alejandro dejó el mundo con las manos vacías. Esto es cierto de todos nosotros. Lo que sea que acumulemos, debemos irnos con las manos vacías. En último análisis, todas las posesiones mundanas son inútiles. Entonces, ¿por qué hemos de preocuparnos acerca de lo que es inútil? Cumplan con su deber haciendo el mejor uso del presente; no se preocupen innecesariamente acerca de lo que puede venir en el futuro.

Muchas cosas suceden en este mundo; Dios es el testigo de todo lo que sucede. Dios está siempre lleno de bienaventuranza, No tiene ningún sufrimiento, ninguna dificultad, ninguna preocupación. Dios no es la causa de las dificultades y sufrimientos de nadie. Él no tiene deseos. Pueden pensar que Dios tiene deseos, pero en realidad Él no tiene ninguno. El está más allá de los atributos (gunatîta), carente de las tres cualidades de sattva, rajas y tamas. Ustedes se vuelven víctimas del engaño ya que están atados por estas tres cualidades. Si alguien muere, la gente lamenta su muerte por unos pocos días y después lo olvidan. De esta manera, nada es permanente en este mundo. Sin embargo, debemos hacer lo que estamos supuestos hacer. Ustedes llevan un chal cuando hace frío. Tan pronto como el frío se ha ido, remueven el chal. De igual forma, se ponen la vestidura del cuerpo humano y lo nutren para llevar a cabo sus deberes mundanos. Al final, deben abandonar este cuerpo.

Hagan Todas las Acciones Para Complacer a Dios

¡Encarnaciones del Amor!

Llevan a cabo toda clase de adoración, austeridades y sacrificios, pero ¿de qué sirve todo esto? No pueden protegerlo y sostenerlo si carecen de la cualidad divina del amor. Será justo un desperdicio de tiempo y energía. Lo que deben nutrir y desarrollar es el amor. Si tienen amor, pueden conquistar cualquier cosa. Excepto el amor, no hay nada que pueda nutrir y sostenerlos. Desarrollen autoconfianza. Si tienen autoconfianza, lograrán la autosatisfacción que los lleva al autosacrificio y ultimadamente a la autorrealización. ¿Cuál es el significado de autorrealización? Significa realizar al Ser de uno. Ustedes siguen preguntando a cada uno, “¿Quién eres tú?”, pero no se preguntan a sí mismos “¿Quién soy yo?” ¿Yo soy el cuerpo, yo soy la mente? ¿Yo soy el intelecto, yo soy la conciencia, yo soy los sentidos? Cuando dicen ‘mi cuerpo’, significa que son diferentes del cuerpo. El cuerpo es como una burbuja de agua, la mente como un mono loco. No sigan al cuerpo, no sigan a la mente. No piensen que el cuerpo es permanente. Pero mientras tengan el cuerpo y la mente, deben usarlos para desempeñar sus deberes. Si su mente no está sana y firme, ninguna de sus empresas fructificará. Por lo tanto, primero que todo controlen la mente. ¿Quién es el hombre? Uno que está provisto de mente es un hombre. No permitan que su mente se vuelva una mente de mono. Comprendan que pertenecen a la humanidad. Así que tienen que conducirse con bondad y compasión.

Están corriendo detrás de lo falso y efímero y abandonando todo lo que es verdadero y eterno. En la Edad de Kali, todo se está volviendo un negocio. Dondequiera que vaya la gente, sea lo que sea que hagan, lo hacen con un motivo comercial. Hasta los asuntos triviales se han vuelto actividades comerciales. ¿Cuánto tiempo pueden hacer este negocio? Todo esto es inútil. El hombre debe aprender a dar; él no debe tratar de coger todo lo que pasa delante de él. El cuerpo le es dado al hombre para hacer el bien a otros. Se alcanza el mérito sirviendo a otros y se comete pecado al hacerles daño. No acepten siempre el servicio de otros; más bien, traten de servir a los otros en la medida de lo posible. Cuando sirven a otros, piensen que están sirviendo a Dios. Hagan todas las acciones para complacer a Dios. Todas sus acciones se volverán significativas solamente cuando la hagan con el motivo de complacer a Dios. Nunca hagan nada con un motivo egoísta. Hoy están aquí. Mañana pueden estar en algún otro lugar. Nada es permanente. Sólo el amor es permanente en este mundo. Llenen su vida de amor. Pueden amar a otros solamente cuando tengan amor dentro de sí. Su amor innato es su divinidad. Si tienen amor en su corazón, nadie los odiará. Los otros los odiaran solamente si tienen deseos egoístas. Nunca odien a nadie, nunca se sientan celosos de nadie y nunca se enojen con nadie.

¡Encarnaciones del Amor!

Han venido de distantes lugares debido a su amor por Swami. Preserven este amor por siempre y vivan en la presencia de Dios. No olviden nunca este amor que están en ustedes, con ustedes, debajo de ustedes, encima de ustedes, alrededor de ustedes. No piensen que Dios está separado de ustedes. Él es el testigo de todo. La gente va a los templos con bandejas llenas de flores y frutas.

“¿Es posible limitar al Uno que penetra al cosmos entero a un templo?

¿Cómo puede uno ofrecer alimento al Uno que tiene al cosmos entero en Su barriga?

¿Cómo puede uno darle un baño al Uno que está presente en todos los ríos?”

(Poema en Telugú?

La Preocupación es un Temor Creado Mentalmente

¡La gente ofrece alimento a Dios y después lo consumen ellos mismos! Dios no desea nada. Dios no tiene deseos en absoluto. A veces, Dios puede actuar de una manera que les hace pensar que Él tiene deseos. Pero Dios no tiene deseos en absoluto. Él tampoco tiene ataduras. Lo que sea que Él haga, lo hace por su bien. Lo que sea que Él diga, haga o piense es por su bien. Oren por el bienestar de todos. “¡Que todos en el mundo sean felices!” (Loka Samasta Sukhino Bhavantu). No le deseen a ningún mal ni siquiera a su enemigo. Amen a Todos, No dañen a nadie. No hagan nada que sea contradictorio al principio del amor. El amor es Dios. Vivan en el Amor. Consideren el amor como Dios. Saluden al que encuentren, aun si es su enemigo. Amen hasta a su enemigo. Quienquiera que saluden, esto llegará a Dios, pues Dios está en todos. Con estos sagrados sentimientos, no alberguen ningún odio para nadie.

Todo lo que tiene que suceder sucederá. No se preocupen acerca de ello. El pasado es pasado, olviden el pasado. El futuro es incierto, no cavilen sobre él. El presente es importante, vivan en el presente sean felices. No se preocupen acerca del pasado y del futuro. ¿Dónde está el pasado? Muchas personas han muerto. ¿Ha vuelto alguno de ellos? Ninguno. Similarmente, no sabemos nada del futuro. ¿Por qué habremos de preocuparnos por ello? Deben tratar de buscar la felicidad en el presente. Si tienen tal actitud, nunca se preocuparán acerca de nada en la vida. ¿Cuál es la forma de la preocupación? Es un temor creado mentalmente. No debemos preocuparnos nunca. Un verdadero devoto no tendrá preocupaciones algunas No pueden llamarse un verdadero devoto si están acosados por las preocupaciones. La prisa, la preocupación y el curry son las causas de las enfermedades del corazón. Por lo tanto, eviten apresurarse, preocuparse, y comer demasiado curry.

Todos ustedes son encarnaciones del amor y de la divinidad. Son la encarnación del Atma. Para fines de identidad, todos ustedes tienen un nombre, pero en realidad, todos ustedes son encarnaciones del Atma. Sólo el Atma es eterno.

El día de hoy marca el comienzo de un Año Nuevo. La gente de Kerala lo celebra de una manera tradicional teniendo la sagrada visión de Vishukkani en la mañana. Tienen deliciosos platillos y todo es alegría. Es una ocasión festiva para los granjeros que traen a casa el grano cosechado. De hecho, es un día sagrado para ellos ya que cosechan el fruto de su duro trabajo después de la dura faena de la mañana a la noche en sus campos durante todo el año. Es tiempo de regocijo ya que el grano cosechado les asegura la libertad de la preocupación y los hará felices y llenará de bienaventuranza. La felicidad es verdadera beatitud. La verdadera beatitud está en cultivar el principio del amor y llevar una vida de contento. Debemos estar siempre contentos. Cuando no hay contento, la preocupación levanta su cabeza. Todos los problemas son creados por la preocupación.

Vivan Siempre en Bienaventuranza

¡Encarnaciones del Amor!

El día en que ustedes están felices es el día sagrado. El amor es divino. Llenen su amor del principio de la divinidad. Mantengan su corazón lleno de amor por siempre. Entonces cada día se volverá un Año Nuevo para ustedes. ¿Qué es un Año nuevo? La celebración del Año Nuevo no está en comer el dulce budín de arroz y otros deliciosos platillos. El día en que estén llenos de bienaventuranza es el Año Nuevo. Vivan siempre en bienaventuranza. Si les llegan dificultades, aléjenlas. De hecho, el sufrimiento y los problemas no tienen existencia real. Entonces ¿por qué preocuparse? Desarrollen una actitud de desapego. Entonces no tendrá sufrimiento y ninguna preocupación. Recuérdense, “Yo soy un ser humano. Estas dificultades y sufrimientos no me pertenecen”. Las dolencias físicas como el dolor de estómago, de cabeza o de cuerpo son naturales en el cuerpo. ¿Por qué han de preocuparse acerca de algo que es natural? Sufren debido a que desarrollan demasiado apego al cuerpo. Sin embargo, deben cuidar del cuerpo hasta el punto en que no dependan de otros. Deben tomar conciencia de su verdadera naturaleza. Regulen su dieta y hábitos. Puesto que tienen demasiados deseos, es que tienen todos los problemas. Si comen de más, sufrirán de indigestión. Por lo tanto, controlen su ansia por comida. Coman moderadamente y mantengan una buena salud. Esto es lo que siempre les aconsejo a los muchachos.

“Levántense temprano en la mañana al cantar el gallo.

Tomen un baño después de sus abluciones matutinales.

Pónganse una ropa adecuada.

Coman apropiadamente y moderadamente.

Vayan a la escuela y estudien diligentemente.

Gánense un buen nombre”

(Poema en telugú)

Desarrollen buena salud, cultiven buenos hábitos, tengan una buena conducta y gánense un buen nombre. Si tienen todos estos, no necesitarán nada más en la vida. No corran detrás de las medicinas y los doctores para sus pequeños problemas. Si una medicina cura una enfermedad, creará otra. Muchos doctores han hecho de la profesión de médico un negocio también. ¿Qué van a lograr si llevan una vida llena de preocupaciones? ¡Nada en absoluto! Algunos doctores pueden exagerar hasta sus pequeñas dolencias aumentándolas hasta que lleguen al cáncer y úlcera. En tales casos, aun si no tienen tal enfermedad, la preocupación que les causa la enfermedad imaginaria puede llevar a la misma. Cuanto más se preocupan, mayor será su sufrimiento. Por lo tanto, no se preocupen acerca de sus pequeños problemas físicos. Si llevan una vida de moderación y mantienen un estilo de vida saludable, no necesitarán estar a merced de los médicos.

¡Encarnaciones del Amor!

Paren el hábito de preocuparse. Ni siquiera un estudiante inteligente podría escribir bien su examen si se vuelve nervioso en el salón de examen debido a sus dudas, aunque él pueda saber las respuestas a las preguntas. Las dudas son la causa de su preocupación. Deben enfrentar todas las dificultades debido a su hábito de preocuparse. Deben trabajar duro sin preocuparse por nada. Si viven una vida tan recta, no tendrán que correr detrás de nadie y rogar favores de otros. Experimenten la bienaventuranza que está dentro de su corazón si hacen un espectáculo de ello a los demás. Crean en lo que deben creer. Tengan amor por lo que deben amar. Deben amar solamente una cosa y esa es Dios. Una vez que tienen amor por Dios, lo tendrán todo en la vida. Por un lado el mundo y por el otro, Dios. No pueden tener ambos simultáneamente. Es como montar dos caballos a la vez lo cual, seguramente, resultará peligroso. Enfoquen su mente solamente en Dios y tengan total fe en Él. La Verdad es una, pero los sabios se refieren a ella por varios nombres. Deben pensar siempre en Dios, tanto en el placer como en el dolor. Si aspiran tener felicidad y buenaventuraza deben desear solamente a Dios. No se preocupen demasiado acerca de sus dificultades. Si tienen amor por Dios, todas sus dificultades se desvanecerán en un instante. Todas las dificultades son temporales como nubes pasajeras.

Swami ama mucho a Sus estudiantes. Una vez sucedió que un estudiante estaba tratando de amarrar banderines en una puerta parado en un banquito de hierro. Cuando Me vio venir, se sintió nervioso y cayó del taburete. Los dos, el taburete y el muchacho, cayeron sobre Mí y Mi cadera se fracturó. Los doctores Me aconsejaron descanso durante tres a seis meses. Pero Yo les dije que Yo no necesitaba ningún descanso ni siquiera por tres minutos. ¿Para qué es este cuerpo? Es para ayudar a otros. El cuerpo necesita equilibrio. Hay dificultad en caminar cuando se pierde el equilibrio. Pero Yo no Me preocupo siquiera por el equilibrio. Es temporal y se arreglará por sí solo. Puedo camina con el soporte de los muchachos. Ustedes no deben preocuparse acerca de los problemas pequeños. Cumplan con su deber. Entonces todo se acomodará. Desarrollen amor.

¡Encarnaciones del Amor!

No olviden el principio del amor. Amen a Dios. No hay nada de grande si ayudan a alguien que les ha ayudado. La grandeza está en ayudar a los que les han hecho daño a ustedes.

(Bhagavan concluyó Su Discurso divino con el bhajan, Prema Mudita Manase Kaho…)


Traduccion Arlette Meyer

Revision Verónica y Carlos Fazzari